• domingo, 26 de marzo de 2017.

Conquista (1517 / 1521 - 1697 d.C.)

El contacto entre europeos y mesoamericanos tuvo lugar en 1502 d. C., cuando, en el transcurso de su cuarto viaje, Cristóbal Colón se encontró con una embarcación presuntamente ocupada por comerciantes mayas frente a Isla Guanaja. Los sobrevivientes del naufragio de una nave que se dirigía de Darién a Jamaica fueron los primeros españoles en arribar al territorio mesoamericano, entre los que se encontraban Jerónimo de Aguilar y Gonzalo Guerrero. En 1517, Francisco Hernández de Córdoba realizó el primer viaje de reconocimiento a territorio mexicano, al que seguirían el de Juan de Grijalva en 1518 y posteriormente el de Hernán Cortés, quien, a diferencia de sus predecesores, incursionaría tierra adentro. Hernán Cortés fundó la primera población española en suelo mexicano en Chalchicueycan, para de ahí partir a la conquista del imperio mexica, el más poderoso de su tiempo. Tras haber logrado el sometimiento de Tenochtitlan y haber establecido la ciudad de México sobre sus ruinas, se realizaron numerosas incursiones a otras regiones, las que dieron lugar al paulatino sometimiento de los pueblos del México prehispánico. Con el sojuzgamiento militar, los españoles llevaron a cabo una política de poblamiento. Así, poco a poco, se fueron fundando asentamientos, en ocasiones sobre localidades prehispánicas y en otras en lugares nuevos en que se congregaba a la población indígena de la región. La evangelización de los territorios sometidos fue una de las prioridades de la empresa colonizadora y en las primeras décadas estuvo a cargo, principalmente, de tres órdenes: franciscanos, dominicos y agustinos, quienes fundaron numerosos conjuntos conventuales.

Tomado de Vela y Solanes, Arqueología Mexicana, Especial 5, Atlas del México prehispánico.

Si desea adquirir un ejemplar