• lunes, 21 de mayo de 2018

Arquitecturas Río Bec y Chenes

Por: George F. Andrews

El estado de Campeche alberga numerosos restos arquitectónicos de la antigua civilización maya, y algunos de sus mayores sitios arqueológicos se cuentan entre los más importantes de las tierras bajas mayas: Santa Rosa Xtampak, Edzná, Becán y Calakmul. Se cree que estos sitios mayores ejercieron control sobre amplias subregiones culturales señaladas, en diversa medida, por estilos arquitectónicos específicos. Río Bec y Chenes son las dos regiones que ocupan la parte oriental del estado de Campeche, así como pequeñas porciones de los estados adyacentes de Yucatán y Quintana Roo. La región de Río Bec comprende una superficie que abarca 85 km de norte a sur y 90 km de oeste a este, en el sureste de Campeche y Quintana Roo. La región de Los Chenes abarca 65 km de este a oeste y 70 km de norte a sur, y se encuentra separada de la región Río Bec por una zona “de transición” angosta, donde se encuentran muy pocos sitios arqueológicos.

 

Arquitectura de Río Bec

Se han registrado más de cincuenta sitios arqueológicos de dimensiones variadas en la región de Río Bec; en muchos edificios hay restos de uno o más complejos con torres, considerados por lo general como el sello distintivo de su arquitectura. Maurice de Perigny fue el primero en fotografiar y describir una de estas estructuras con torres, la de Río Bec A, descubierta en su viaje de 1906-1907.

Tanto mi difunto colega Paul Gendrop como yo, creemos que hay dos clases de complejos con torres en la región de Río Bec: las “típicas” y las “atípicas”.

Las que llamamos típicas son aquellas formadas por un par de torres ornamentales que sobresalen simétricamente desde un cuarto central, generalmente con un solo nivel de altura. La mayor parte de los complejos con torres típicos constan de dos torres, pero al menos uno tiene tres torres: la Estructura 1 de Xpuhil 1

 

Arquitectura Chenes

Se conocen hasta ahora más de treinta sitios Chenes, aunque algunos constan solamente de tres montículos donde no hay restos visibles de construcciones. Si bien es cierto que tenemos datos arquitectónicos procedentes de unos cuantos sitios Chenes donde se ha excavado recientemente, el número de edificios es mucho menor que el de los lugares bien conservados y explorados en Río Bec.

La arquitectura Chenes comparte una serie de rasgos con la de Río Bec; sin embargo tiene rasgos únicos, entre los que se cuenta lo que he llamado anteriormente estructuras de "palacio- pirámide". Estas estructuras constan de edificios del rango de una planta con una o más estructuras de templo-pirámide sobrepuestas al edificio inferior. Ejemplos muy conocidos son la Estructura A-l de Dzibilnocac, que tiene tres templos-pirámide sobrepuestos; la Estructura 1 de Tabasqueño, que tiene sólo un templo-pirámide centrado sobre un edificio de ocho cuartos y las estructuras 5, 5-Sub y 6 en Hochob, que forman un complejo mayor con templos-pirámide en ambos extremos de un edificio de seis cuartos, A diferencia de las pirámides y templos simbólicos (no funcionales) de las torres de Río Bec, los ejemplos de Chenes tenían escaleras útiles (si bien de pendiente muy pronunciada) que llevaban a edificios semejantes a templos, de cuartos con arcos, a los cuales se entraba a través de puertas comunes.

George F. Andrews, “Arquitecturas Río Bec y Chenes”, Arqueología Mexicana, núm. 18, pp. 16-25.

George F. Andrews. Arquitecto y profesor emérito de arquitectura en la Universidad de Oregon. Es autor de numerosos artículos, libros y monografías sobre arquitectura maya.

Texto completo en la edición impresa. Si desea adquirir un ejemplar:

http://raices.com.mx/tienda/revistas-mayas-de-campeche-AM018