• domingo, 21 de enero de 2018

Códice de Teotenantzin

Contenido

Es un dibujo en dos planos que se ubican de noreste a suroeste, con una breve glosa en español colocada en la parte inferior derecha; en el segundo plano se registró un paisaje serrano visto de perfil. Se han representado, de izquierda a derecha, una capilla o ermita sobre un cerro; inmediatamente abajo hay un rectángulo de donde sale una corriente de agua. A la derecha de la ermita o pequeña iglesia se percibe un paisaje de agaves o pequeños arbustos en lo que parece ser un somonte donde se dibujó un árbol. Este cerro sirve de fondo a dos esculturas en bajorrelieve de diosas femeninas, presentadas de manera frontal, las cuales muestran deterioro en algunas de sus secciones. Finalmente, en el somonte que se prolonga hacia la esquina derecha del dibujo, aparecen dos construcciones dentro de un patio rodeado de un muro. La breve glosa explica: “Estas dos pinturas son unos diseños de la diosa que los indios nombran Teotenantzin que quiere decir Madre de los Dioses a quien en la gentilidad daban culto en el cerro del Tepeyac, donde hoy lo tiene la Virgen de Guadalupe”. Gracias a la comparación que realizó el arqueólogo Leonardo López Luján de este códice con el Plano topográfico de la Villa de Nuestra Señora de Guadalupe y sus alrededores en 1690 y otras fuentes, sabemos que la pequeña capilla sobre el cerro es la conocida ahora como El Cerrito; el rectángulo con la corriente de agua es una de las primeras edificaciones alrededor de El Pocito; el árbol particularmente enfatizado en el conjunto es un cuauhzáhuatl o casahuate (Quauhzahuatitlan); el cerro que sirve de fondo a las esculturas es el Zacahuitzco, aquí particularmente enfatizado en su tamaño, y las construcciones al extremo derecho pertenecen a un lugar llamado La Estanzuela, al pie del cerro Coyoco.

 

Fecha de elaboración

Entre 1736 y 1743, periodo en que permaneció en la Nueva España el caballero milanés Lorenzo Boturini Benaducci, señor de la Torre y Hono.

 

Lugar de origen

El artista trabajó al norte de la ciudad de México, en la actual Sierra de Guadalupe.

 

Tomado de Xavier Noguez, “Códice de Teotenantzin”, Arqueología Mexicana núm. 131, pp. 14-15.

 

Texto completo en la edición impresa. Si desea adquirir un ejemplar:

http://raices.com.mx/tienda/revistas-procesiones-en-mesoamerica-AM131