• miércoles, 22 de noviembre de 2017

El imperio azteca en 1 caña (1519)

Cuando los españoles llegaron a la costa de Veracruz en el año 1 caña, fueron atraídos por los relatos sobre la fama del gobernante más poderoso de la región, repetidos a lo largo de su ruta. Lo era: sus dominios abarcaban cientos de ciudades-Estado de las cuales extraía los recursos esenciales en forma de víveres y de enormes cantidades tanto de bienes manufacturados como de materias primas. Los recursos mantenían a una población en rápido crecimiento y una ciudad en expansión, mientras que los bienes suntuarios daban prestigio al poder imperial, intimidaban a los enemigos y financiaban guerras cada vez más costosas. Con toda esta riqueza Moctezuma II fue capaz de recompensar a sus guerreros y de procurarse el apoyo de gobernantes y guerreros de las entidades vecinas: cuando llegaron los españoles, Moctezuma II tenía la capacidad de congregar enormes ejércitos de varias ciudades-Estado de la Cuenca de México para emprender sus guerras de conquista y reconquista y para sus interminables batallas con Huexotzinco, Tlaxcala y Cholula. Eran ejércitos fuertes, vigorosos, preparados, ávidos de saqueo y de recompensas. Su capacidad para luchar en las guerras de Moctezuma II, de reunirse en corto plazo, parece indicar que tenían confianza en su habilidad militar. Sus éxitos sobrepasaban sus fracasos, pero en un balance final, su incapacidad para allegar a su dominio imperial a Tlaxcala y sus vecinas contribuyó grandemente a su caída en manos de los españoles.

 

Tomado de Frances Berdan, “Moctezuma II: la expansión del imperio mexica”, Arqueología Mexicana núm. 98, pp. 47-53.

 

Texto completo en la edición impresa. Si desea adquirir un ejemplar:

http://raices.com.mx/tienda/revistas-moctezuma-xocoyotzin-AM098