• miércoles, 22 de noviembre de 2017

Enfermedades de la vejez maya

Como ocurría con el resto de la  población prehispánica madura, la artritis era uno de los padecimientos degenerativos más comunes, entre los dignatarios. Sabemos de este mal por las lesiones que deja en la columna vertebral y en las coyunturas de hombros, brazos y piernas. En personas mayores, la artritis suele presentarse junto con la osteoporosis degenerativa, una condición patológica que se da por una remodelación poco o no balanceada de resorción y aposición ósea, lo que da como resultado la pérdida progresiva de sustancia calcificada y con ello, produce una reducida resistencia de los huesos.

Las vértebras cervicales, de Janaab' Pakal, famoso jerarca de Palenque que figuró en la escena política del siglo VII,  presentan claras marcas de artritis degenerativa, y es muy probable que le causaran dolor de nuca y  espalda. Las lesiones estaban acompañadas de un colapso y hundimiento de algunos cuerpos vertebrales, cambios que en su caso estaban ligados, más que a reacciones inflamatorias, al proceso de envejecimiento. En sus últimos años de vida el soberano padeció además un proceso de osteoporosis degenerativa que resultó en la pérdida generalizada tanto de tejido cortical como esponjoso. El análisis histológico de una de sus costillas mostró una capa cortical notablemente delgada, la cual aparece reemplazada en parte por trabéculas de poca densidad; por tanto, la cantidad absoluta del tejido óseo es reducida.

Aún más dramáticas que en Pakal son las pérdidas óseas sufridas por la Reina Roja, quien fue enterrada en el templo aledaño al mausoleo del gobernante. Sus huesos son extremadamente ligeros y frágiles; la imagen radiográfica muestra un adelgazamiento generalizado del hueso compacto y un decremento importante también del tejido trabecular, como se observa en el extremo distal de la tibia. Sus secciones histológicas igualmente subrayan lo avanzado del proceso. Muestra una capa cortical muy delgada y rarefacción de su tejido esponjoso. Algunas láminas trabeculares ya no comunican entre sí y presentan un patrón de resorción típico de la avanzada osteoporosis senil femenina.

 

Tomado de Vera Tiesler y Andrea Cucina, “Las enfermedades de la aristocracia maya en el clásico”, Arqueología Mexicana núm. 74, pp. 29-35.

 

Texto completo en la edición impresa. Si desea adquirir un ejemplar:

http://raices.com.mx/tienda/revistas-salud-y-enfermedad-AM074