• martes, 24 de abril de 2018

Museo Regional de Palmillas abre la sala de Afrodescendientes de la Costa del Golfo

 

En el marco de la declaratoria del municipio de Yanga como Sitio de Memoria de la Esclavitud y de las Poblaciones Africanas y Afrodescendientes, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) abrió al público la Sala de Afrodescendientes de la Costa del Golfo, en el Museo Regional de Palmillas, en Córdoba, Veracruz, la cual exhibe materiales etnográficos que dan cuenta de la vida cotidiana de las comunidades de origen africano.

El antropólogo Diego Prieto Hernández, director general del INAH, realizó un recorrido por el nuevo espacio museístico, que además presenta la exposición fotográfica Lo de la candela, afrodescendientes de la Costa Chica de Guerrero y Oaxaca.

El arqueólogo Fernando Miranda, director del museo, relató que la sala surgió con el propósito de narrar la historia regional de Córdoba, en especial de la población afrodescendiente. Debido a que no se cuenta con vestigios materiales, se dieron a la tarea de reunir elementos contemporáneos que ilustren la vida cotidiana de las poblaciones afrodescendientes.

Entre las piezas que se exhiben destaca un óleo de gran formato de el que se observa el campamento del joven Yanga en las montañas al sur de río Blanco, así como máscaras e instrumentos musicales, además de las 22 imágenes de dicha exposición, realizadas por los fotógrafos Paulina García Hubard, José Luis Martínez Maldonado y Antonio Saavedra, “que hacen referencia a comunidades de Guerrero y Oaxaca, pero tienen muchas afinidades con las poblaciones afrodescendientes de Veracruz”.

 La sala, dijo, se irá enriqueciendo con materiales aportados por el Centro INAH Veracruz y la Coordinación Nacional de Antropología, “además confiamos que éste sea un primer paso para la creación de un museo nacional de afrodescendientes”.

 Cabe destacar que la declaratoria de Yanga como Sitio Memoria de la Esclavitud fue otorgada por el INAH y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (UNESCO), a través del Proyecto Internacional La Ruta del Esclavo: resistencia, libertad y patrimonio.

 Durante la ceremonia de develación de la placa conmemorativa, que se realizó en el atrio de la comunidad de Yanga, enclavada en la sierra de Zongolica, Veracruz, el titular del INAH, señaló que con este acto se recuerda la lucha por la libertad del líder africano y al mismo tiempo se reconocen los aportes de la población africana a tierras mexicanas, como son la música y los bailes, que sirvieron a los negros para escapar del sometimiento en el que vivían y a la vez enriquecieron nuestra cultura.

 Los historiadores señalan, abundó el antropólogo, que desde la llegada de los africanos a la Nueva España buscaron huir de la esclavitud, por lo que se les denominó cimarrones. “Hombres y mujeres que forjaron experiencias de libertad escapándose de las haciendas y creando distintas formas de organización”.

  La comunidad de Yanga lleva ese nombre como una forma de honrar a Gaspar Yanga, quien levantó a un grupo de cimarrones en contra del gobierno virreinal y logró fundar San Lorenzo de los Negros, pueblo de personas libres, autorizado por la Corona española en 1631. 

El edil expresó su satisfacción por la declaración de Sitio de Memoria de la Esclavitud para su comunidad, tras resaltar que estos hechos históricos no se deben olvidar para que no se repita la esclavitud ni la trata de personas, y erradicar la discriminación por el color de piel.

 

El Museo Regional de Palmillas se puede visitar todos los días de 9:00 a 17:00 horas, la entrada es libre, se ubica en el kilómetro 18.7 de la carretera Córdoba-Veracruz.

 

Dirección de Medios de Comunicación (INAH)