• martes, 24 de abril de 2018

Proyecto “Investigaciones arqueológicas en Alta Vista, Zacatecas”

Durante la década de los setenta, el Dr. J. Charles Kelley, del Museo de la Universidad del Sur de Illinois, dirigió varias temporadas de excavaciones en Alta Vista. En la primera, a fines de 1971, debajo del piso del Salón de las Columnas se recuperaron durante los sondeos al menos tres cuentas de turquesa, en tanto que en las ofrendas que acompañaron los entierros encontrados en las habitaciones de la plataforma sureste de la Plaza Suroeste o Estructura 2 se hallaron 52 pendientes, cuentas y teselas de mosaico de turquesa. Las vasijas asociadas correspondieron al periodo Formación del Núcleo (500/550- 800/900 d.C.).

En el primer semestre de 1974 se llevó a cabo la segunda temporada, durante la cual se realizaron excavaciones a mayor escala en los cuatro conjuntos arquitectónicos principales, al igual que en la tercera temporada, entre 1975 y 1976.

En 1974 se recobraron 669 cuentas, pendientes, botones y fragmentos de dos pozos de ofrendas dedicatorias y uno de un entierro bajo el piso del Salón de las Columnas; en el costado noreste exterior del mismo fueron recuperadas 247 cuentas, botones, teselas y fragmentos sin trabajar. En las excavaciones y sondeos en las habitaciones sobre la plataforma sureste de la Estructura 2 (área de enterramiento, principalmente de la fase cerámica Alta Vista) se recuperaron 105 cuentas, pendientes, botones y teselas de turquesa. En las Estructuras 1B, 1SE y 3, en superficie y dentro de los escombros, se localizaron cinco fragmentos, dos cuentas, dos teselas y seis fragmentos.

En la temporada final prosiguieron las excavaciones bajo el piso del Salón de las Columnas y se localizaron numerosos pozos de ofrenda y de entierros; en seis de ellos se recolectaron 2 738 cuentas, pendientes (algunos compuestos con concha), botones y teselas; 36 de estas últimas eran parte de un mosaico zoomorfo y 24 de un mosaico con forma un ave (¿colibrí?).

En nuevas excavaciones en la habitación 11 de la plataforma sureste de la Plaza Suroeste y alrededores se recuperaron 112 piezas de turquesa: cuentas, pendientes y teselas; varias de estas últimas fueron parte de uno o más mosaicos de la ofrenda que acompañaba un entierro localizado hacia la esquina oriental de la habitación.

Finalmente, en la cripta subterránea bajo la Pirámide del Sol o Estructura 2B se descubrió el entierro de tres personajes de alto rango acompañados por numerosos objetos. Los restos óseos del primer individuo, colocado hacia la esquina occidental de la cripta, se encontraron esparcidos, con el cráneo separado, colocado sobre un adobe endurecido por fuego. Entre los objetos que integraban la ofrenda había 37 cuentas discoidales de turquesa que debieron formar un collar, varios anillos de cáscara de nuez y 25 lasquitas en obsidiana que probablemente estaban en una bolsa tejida que se desintegró, pero de la cual se detectaron varias impresiones en arcilla. La cubierta de madera de la cripta fue rota y dio paso a la inhumación de un segundo adulto masculino; se trataba de un fardo funerario colocado en posición vertical, cerca del primer entierro, y al igual que las demás inhumaciones ocupó la sección occidental de la cripta. La ofrenda que acompañó al segundo individuo estaba formada por un collar o sartal de cuentas discoidales de turquesa; un espejo conformado por teselas de pirita sobre soporte de roca; un pectoral formado por un mosaico de turquesa sobre madera con la figura de una mariposa estilizada; un mosaico de turquesa sobre madera (desintegrado); 21 anillos de cáscara de nuez con teselas de turquesa incrustadas; numerosos anillos de cáscara de nuez, y 87 lasquitas de pedernal.

Tiempo después, de nuevo se rompió la cubierta de la cripta y se enterró a un tercer individuo en un fardo funerario, prácticamente sobre el regazo del segundo individuo, acompañado por un pectoral circular sobre soporte de madera con la figura de un sol radiante, formado por teselas de turquesa, y entre los rayos se incrustaron piezas circulares de pirita; el ornamento estaba sobre la frente y la cara del personaje, quien al igual que los demás miraba hacia el este. Había también en la ofrenda seis anillos de cáscara de nuez adornados con teselas de turquesa; un mosaico de turquesa sobre madera en forma de ave (según Kelley un guajolote o quizá un colibrí); varios anillos de cáscara de nuez; fragmentos de cuencos de guaje con decoración pseudo-cloisonné; parte de una mortaja tejida y adornada con turquesas y parte de una canasta. Asociadas a las inhumaciones intermedia y superior se detectaron varios fragmentos de petate.

De acuerdo a los fechamientos por carbono 14 obtenidos de la madera procedente de la cripta y  los templos de la pirámide, el primer enterramiento tuvo lugar alrededor de 670-680 d. C., y el segundo hacia 840 d.C., lo que, junto con otros datos, los ubican en el periodo Formación del Núcleo y en la fase cerámica Alta Vista (500/550-800/900 d.C.).

De acuerdo con Abbott Kelley y Kelley (1980), la cripta sobre la cual se erigieron cuando menos tres templos y la pirámide representa el patrón mesoamericano de enterramiento ceremonial de gobernantes-sacerdotes-dioses, lo que constituye probablemente un solo linaje del centro ceremonial.

 

Tomado de Baudelina L. García Uranga y José Humberto Medina G., “La turquesa en Alta Vista, Zacatecas”, Arqueología Mexicana núm. 141, pp. 50-54.

 

Texto completo en la edición impresa. Si desea adquirir un ejemplar:

http://raices.com.mx/tienda/revistas-la-turquesa-AM141