• jueves, 26 de abril de 2018

Tres bultos infantiles. Un ritual mortuorio entre grupos seminómadas del desierto del Norte de México

Leticia González Arratia, Josefina Mansilla Lory, Ilán S. Leboreiro Reyna

El análisis de restos humanos y su contexto mortuorio puede proporcionar indicios de diferentes procesos socioculturales. El contexto funerario es un importante indicador de cómo un grupo ve y trata a hombres, mujeres y niños al momento y después de la muerte. El estudio de tres bultos infantiles refleja parte del mundo en que vivieron: creencias, costumbres, comportamiento y cotidianidad, así como el valor que tenían los infantes como integrantes de su comunidad.

 

Como parte del “Proyecto Arqueológico Cuatro Ciénegas: una aproximación a contextos alterados”, del Centro INAH Coahuila, se ha logrado obtener los datos de esos infantes únicos, importantes para el conocimiento de la vida y costumbres de los grupos de la zona.

La primera referencia de un entierro de infante en el área de Cuatro Ciénegas, Coahuila, en la tradición del bulto mortuorio, es de Walter W. Taylor en 1941, a raíz de las excavaciones que llevó a cabo ese año. Los restos óseos y objetos asociados se encuentran en la Smithsonian Institution, en Washington, D. C. Cincuenta y cinco años después, en 1996, se reportó otro hallazgo de este tipo, a consecuencia del saqueo. Actualmente el bulto se encuentra en exhibición en la Casa de la Cultura de Cuatro Ciénegas, y localmente se le conoce como el Jorita. La persona que lo extrajo de su entierro proporcionó información sobre el sitio exacto donde lo encontró, así que se consiguió registrar el sitio y se le excavó cuidadosamente durante tres temporadas. (La excavación se dividió en tres temporadas de campo. En la primera se invitó a la arqueóloga Ma. Rosa Avilez, quien estableció la metodología de excavación y de registro de materiales que se siguió en las siguientes temporadas. Colaboraron también los arqueólogos Elvira Ochoa y Yuri de la Rosa. En la segunda temporada participaron los arqueólogos Yuri de la Rosa y Leticia González Arratia. En la tercera temporada, la doctora Josefina Mansilla, el maestro Ivan Leboreira y la arqueóloga Leticia González Arratia.)

El bulto fue localizado en un abrigo en la parte alta de la pared del cañón, formado por un arroyo que baja de la ladera sur de la Sierra de la Madera, en el municipio de Cuatro Ciénegas, aproximadamente a 40 km al oriente de la ciudad de Cuatro Ciénegas y a 7 km al norte del abrigo excavado por Taylor. En esta sierra se ven formaciones de cuevas de distintos tipos, y predominan las conocidas como “abrigo”, es decir pequeñas formaciones cóncavas sobre la superficie de la ladera que fueron utilizadas desde tiempos prehispánicos.

Un tercer bulto de infante, también procedente del área de Cuatro Ciénegas, fue entregado al Museo Regional de La Laguna en calidad de donación, pero por ser también producto de saqueo se desconoce la ubicación precisa del sitio en que se extrajo.

 

Leticia González Arratia. Arqueóloga, y profesora-investigadora adscrita al Museo Regional de La Laguna del Centro INAH Coahuila. Especialista en el estudio del norte de México.

Josefina Mansilla Lory. Doctora en antropología física por la UNAM. Investigadora de la dirección de antropología física del INAH, donde coordina los proyectos “Las momias de México” y “Estudio de las agresiones ambientales (estrés) en poblaciones antiguas de México”.

Ilán S. Leboreiro Reyna. Maestro en antropología y postulante a doctor por la FFYL de la UNAM. Investigador de la Dirección de Antropología Física del INAH.

 

González Arratia, Leticia, Josefina Mansilla Lory, y Ilán S. Leboreiro Reyna, “Tres bultos infantiles. Un ritual mortuorio entre grupos seminómadas del desierto del Norte de México”, Arqueología Mexicana núm. 128, pp. 78-81.

 

Texto completo en la edición impresa. Si desea adquirir un ejemplar:

http://raices.com.mx/tienda/revistas-calakmul-campeche-AM128