• domingo, 21 de enero de 2018

La tumba de Yuknoom Yich’aak K’ahk’

Estas interpretaciones de la supuesta captura y sacrificio de Yuknoom Yich’aak K’ahk’ en Tikal perdieron validez cuando se encontró la tumba de este k’uhul kaan ajaw  del reino de Kaan, el cual fue enterrado en una de las cámara funerarias más elaboradas y decoradas, localizada en el interior de la Subestructura II-B de la Estructura II.

Para la construcción de la cámara funeraria se pensó en un recinto que reprodujera una cueva por la cual el cuerpo del difunto se trasladaría al interior de la montaña, al Xibalbá, donde habitan los ancestros. El primer problema técnico con el que se enfrentaron sus constructores fue construir una bóveda de cañón corrido, y así dividir el espacio en dos niveles que reflejaran el discurso cosmológico que buscaba plasmarse. Para la construcción de la bóveda de cañón se colocó una cimbra, la cual llevaba integrados los paneles con los textos e imágenes previamente labrados en altorrelieve. La cimbra fue apoyada sobre una cornisa para posteriormente vaciar el lodo que daría forma al interior del recinto; después de retirar la cimbra, se pintaron los textos y las imágenes. Para introducir el fardo funerario y la rica ofrenda de Yukom Yich’aak K’ahk’ se dejó un acceso en el extremo este del aposento, que comunicaba con una cámara anexa, el cual sería sellado una vez concluida la ceremonia de enterramiento. Finalmente, la fosa anexa, donde se colocaron los cuerpos de dos acompañantes, una mujer y un infante, fue cerrada y sellada su ubicación modificando los niveles del piso de la Subestructura II-B. En otros sitios del área maya se han reportado casos en los que ha habido un lapso de hasta dos años entre la muerte y el enterramiento de gobernantes.

Las características tan peculiares de la tumba nos llevan a pensar que Yich’aak K’ahk’ conceptualizó, planeó y mandó construir la que sería su última morada. El grupo de cinco estelas erigidas al pie de la gran escalinata de la Estructura II, con fechas que corresponden al 26 de enero de 702 d.C., fue colocado por su sucesor, Yuknoom Took’ K’awiil, al llevarse a cabo la penúltima modificación que tuvo la Estructura II, poco después de haber sido sepultado Yukom Yich’aak K’ahk’.

Debido al deterioro de los textos que se encuentran en la tumba de Yich’aak K’ahk’–en las estelas 105 (de 692 d.C.) y 116, así como en el sillar de la jamba de un edificio (mal llamada Estela 115)–, no aportan datos sobre la fecha de su muerte. La información que ha permitido identificar al personaje enterrado en la tumba se obtuvo, primero, de un grupo de grandes platones que lleva un texto con lo que se conoce como secuencia primaria estándar, al final de la cual está inscrita la cláusula nominal de Yuknoom Yich’aak K’ahk’. Posteriormente, el resultado del análisis osteológico indicó que el individuo enterrado en la tumba tenía entre 50 y 60 años al momento de su muerte, edad que coincide con la que debió tener Yuknoom Yich’aak K’ahk’ al morir. Tanto la cláusula nominal como la iconografía mostrada en la cerámica recrean el universo del Xibalbá, y en ellas parece reafirmarse la condición del difunto como el k’uhul kaan ajaw  que fue en vida, es decir, el carácter real de la persona de Yich’aak K’ahk’.

Por los datos de la tumba sabemos que el texto del Dintel 3 del Templo 1 de Tikal no relata la captura de Yich’aak K’ahk’, y por otro lado, que la derrota en 695 d.C. del reino de Kaan no implicó el colapso de Calakmul. Las exploraciones arqueológicas en la antigua ciudad de Calakmul demuestran

que antes y durante el k’atun  13, y en los siguientes, Yuknoom Took’ K’awiil, sucesor de Yich’aak K’ahk’, emprendió un ambicioso plan de remodelación de la ciudad, conservó las relaciones con algunos de sus aliados, pero reorientó la política del reino hacia sus vecinos del norte, es decir, las regiones del Yucatán central y el Puuc.

 

Tomado de Ramón Carrasco, “Yuknoom Yich’aak K’ahk’ (Garra de Jaguar) (649-¿695? d.C.). Calakmul, Campeche”, Arqueología Mexicana núm. 110, pp. 46-51.

 

Texto completo en la edición impresa. Si desea adquirir un ejemplar:

 http://raices.com.mx/tienda/revistas--los-gobernantes-mayas-AM110