• viernes, 20 de abril de 2018

Los membranófonos

Son instrumentos musicales cuyo generador de sonido es una membrana que vibra. El huéhuetl (tambor) es un membranófono de golpe directo. Tiene forma tubular cilíndrica con fondo abierto y una membrana de piel arriba. Se tocaba de pie con las manos. Es el instrumento más común de Mesoamérica. Los mayas lo nombraron zacatán, y los mixtecos, ñuu. Se confeccionaron diversas clases con forma esférica, de copa, de U y semejante al timbal; también con diferentes materiales, como la madera de tlacuilolcuáhuitl (árbol pintado o madera pintada), nogal, encino, ahuehuete y arcilla. La fundación de ciudades se iniciaba con cantos y tambores. Estaba presente en muchos eventos.

El huéhuetl dirigía las operaciones militares. En los funerales, lo tañían los parientes de los guerreros principales muertos en combate o destinados al sacrificio, para acompañar los cantos y bailes de las mujeres. La expresión in huéhuetl in ayacachtli, “el tambor y la sonaja”, era uno de los símbolos de la poesía cantada o del acompañamiento del canto. Dice un canto que ipalnemohuani, “aquel que da la vida”, los menea ante los príncipes, quienes dejaron escritos sus cantos en libros, que despliegan junto a los tambores. Otro canto dice que los gobernantes descendían de Tamoanchan a tocar su florido huéhuetl y florida ayacachtli, entre los poetas. En los naandeye, el ñuu determina el nombre de lugares, se lleva cargado en una procesión y se toca en ceremonias luctuosas.

 

Tomado de Luis Antonio Gómez G., “Los instrumentos musicales prehispánicos. Clasificación general y significado”, Arqueología Mexicana núm. 94, pp. 38-46.

 

Texto completo en la edición impresa. Si desea adquirir un ejemplar:

http://raices.com.mx/tienda/revistas-la-musica-prehispanica-AM094