• sábado, 25 de noviembre de 2017

Poesía de Nezahualcóyotl

Miguel León- Portilla

Existen importantes testimonios que confirman que entre los múltiples atributos del gobernante tetzcocano estuvo el ser poeta, un verdadero cuicapicqui o forjador de cantos.

 

Como se muestra en otras aportaciones incluidas en este número de Arqueología Mexicana, la personalidad y la vida de Nezahualcóyotl pueden documentarse a través de numerosas fuentes. Son ellas códices, testimonios en náhuatl de la antigua tradición y crónicas e historias de autores nahuas, mestizos y españoles. Gracias a estas fuentes conocemos las fechas de nacimiento y muerte de Nezahualcóyotl, las persecuciones que padeció y la fama que alcanzó como gobernante sabio y justo.

 

Los más antiguos testimonios sobre Nezahualcóyotl como poeta

Diré que las más antiguas referencias a Nezahualcóyotl como cuicapicqui o poeta provienen de las dos compilaciones de cantos en náhuatl que se conservan. Son ellas las bien conocidas como Cantares Mexicanos, preservada en la Biblioteca Nacional de México, y la que ostenta el curioso título de Romances de los Señores de la Nueva España en la Colección Latinoamericana de la Universidad ele Texas en Austin.

No es este el lugar para reiterar lo ya expuesto sobre el origen y valor de estos dos manuscritos procedentes del siglo XVI. De ambos ha tratado Ángel María Garibay K. en Poesía náhuatl (1964-1967) y también yo en Quince poetas del mundo náhuatl (1994). Reconociendo que tales manuscritos incluyen un cierto número de cantos de la tradición prehispánica -si bien con frecuentes interpolaciones cristianizantes-, así como otras composiciones debidas a autores nacidos ya en tiempos novohispanos, acudimos a dichas fuentes porque en ellas se recuerda varias veces a Nezahualcóyotl.

En algunos casos se le atribuyen determinadas composiciones. En otros Nezahualcóyotl es mencionado y alabado como poeta. Comenzaré citando dos cantos en los que esto último ocurre. Proceden ambos del manuscrito de Romances... :

Sobre una estera de flores

pintas tu canto, tu palabra,

príncipe Nezahualcóyotl.

 

Se va pintando tu corazón

con flores de todos colores,

pintas tu cinto, tu palabra,

príncipe Nezahualcóyotl.

(Romances ... , f. 18v)

En el otro, también de autor anónimo, dirigiéndose a Nezahualcóyotl, se hace elogio de él proclamando que sus cantos provienen de su ser más íntimo inspirado por el supremo Dador de la vida:

Dentro de ti vive,

dentro de ti está pintando,

inventa el Dador de la vida,

¡príncipe chichimeca,

Nezahualcóyotl!

(Romances… f. 34r)

 

En Cantares Mexicanos hallamos, entre otras, esta recordación de Nezahualcóyotl:

Corto aquí flores de cacao,

flores de amistad,

provienen de ti,

príncipe, Nezahualcóyotl,

señor Yoyontzin.

Solo vengo a buscar presuroso

tu bello canto

y con él busco a nuestros amigos.

(Cantares Mexicanos, f. 19r)

 

Miguel León-Porrilla. Doctor en filosofía por la UNAM. Miembro de las academias mexicanas de la Historia y de la Lengua, de El Colegio Nacional y de la National Academy of Sciences, E. U. A. Autor de numerosas publicaciones y profesor de la Facultad ele Filosofía y Letras de la UNAM.

 

León-Porrilla, Miguel, “Poesía de Nezahualcóyotl”, Arqueología Mexicana núm. 58, pp. 28-31.

 

Texto completo en la edición impresa. Si desea adquirir un ejemplar:

http://raices.com.mx/tienda/revistas-nezahualcoyotl-AM058