• 20-sep-2019

E45. El cacao… Un fruto asombroso

El grano de cacao no sólo es portador de un sabor que puede llevar a la adicción, es poseedor de propiedades medicinales nada desdeñables. Las sociedades prehispánicas no sólo valoraban estos dos aspectos, de suyo significativos, sino que además confirieron al cacao cualidades que iban más allá de la mera utilidad y le asignaron un profundo simbolismo.  Además, el cacao posee otra vertiente digna de consideración. Seguramente debido a su significado simbólico, a su singular sabor, a sus capacidades medicinales y, principalmente, a las condiciones tan determinadas que requiere su cultivo que sólo se encuentran al sur de Mesoamérica, era por lo menos para la época de la conquista un bien de tal valor que era visto como una especie de “moneda”; las distintas mercancías eran tasadas sin empacho alguno en granos de cacao. Incluso en las primeras décadas de la Colonia, parte del tributo exigido a las comunidades indígenas debía ser entregado en bultos de granos de cacao. El chocolate, nombre genérico con el que ahora se conocen los derivados del cacao, es ahora uno de los productos más populares en el mundo.

CONTENIDO

Textos: Enrique Vela. El cacao... y el chocolate, p. 12. La planta de cacao, p.
14. Taxonomía, p. 20. Algunos nombres indígenas, p. 21. Descripción, p. 22. Distribución, p. 24. Usos, p. 25. Tipos
de cacao cultivado, p. 26. Historia prehispánica, p. 32. El cacao: evidencias arqueológicas, p. 36. Simbolismo, p. 42. Economía, p. 56. Zonas productoras de cacao y provincias tributarias en el siglo XVI, p. 58. Alimento, p. 64. Las bebidas del cacao, p. 72. Bebidas indígenas actuales, p. 76. Chocolate, p. 78. Para leer más..., p. 88.

Si desea adquirir un ejemplar