• 16-ago-2019

La fecha de hoy y el calendario mexica

El día de hoy en el tonalpohualli o calendario ritual

 

Hoy comienza la trecena 8 ce malinalli, 1 hierba

Del 18 al 30 de julio de 2019

Posición en la secuencia de trecenas: 8.

Patronos: Mayáhuel, “círculo de manos” o brazos; o “círculo del maguey” (Meyáhual): diosa del maguey pulquero. Xochipilli, “noble, flor”: dios del Sol naciente, de las flores y de la alegría; también de la música y el canto, y del trance alucinatorio. Centéotl, “dios del maíz”: dios de las mazorcas de maíz; hijo de Piltzinteuctli y de Xochiquétzal.

El octavo signo se llama ce malinalli. Decían que este signo era mal afortunado, y era temeroso como bestia fiera. Los que en él nacían tenían mala ventura: eran prósperos en algún tiempo, y presto caían de su prosperidad. Nacíanles muchos hijos, y presto se les murían todos. Y en muriendo el primero, luego le seguían los otros. Mayor era la angustia y pesar que recibían de la muerte de sus hijos que fue el placer de haberlos tenido. Y por esto se decía que era como bestia fiera este signo. Los que nacían en esta primera casa no se baptizaban hasta la tercera, que se llamaba a yei océlutl. Decían los astrólogos que las terceras casas de todos los signos eran bien acondicionadas. La segunda casa deste signo se llamaba ume ácatl. Decían que esta casa era bien afortunada, porque decían que era de Tezcatlipuca, porque tenía la cara pintada como la imagen de Tezcatlipuca. Y algunos por su devoción llevaban a sus casas la imagen de Umácatl, y teníanla allá doscientos días, y llevábanla a su casa en la misma casa de umácatl. […]

La cuarta casa se llamaba nahui cuauhtli; y la quinta, macuilli cozcacuauhtli; y la sexta, chicuacen olin. Decían que todas estas casas eran infelices, y que los que en ellas nacían serían desdichados y mal acondicionados y revoltosos y malquistos. Y decían los astrólogos que los que nacían en estas casas convenía que los baptizasen en la casa siguiente, que se llamaba chicome técpatl, para que allí tomase alguna buenaventura, porque decían que todas las casas del séptimo número eran buenas, porque eran de la diosa Chicomecóatl, que es diosa de los mantenimientos. La octava casa de este signo se llama chicuei quiáhuitl; y la nona, que es chicunahui xúchitl, ya se dixo arriba que estas casas octava y nona siempre son infelices.

Los que en ellas nacen son ladrones y salteadores, y adúlteros, etcétera. La décima casa, que es matlactli cipactli, decían que ésta era bien afortunada, que los que en ella nacían vivían prósperos y alegres en este mundo, ahora fuesen hombres, ahora mujeres. Lo mismo decían de las casas siguientes, que son matlactlioce écatl, y matlactliomome calli y matlactliomei cuetzpalli. Decían que las llevaba tras sí en bondad la décima casa, porque en todos los signos la décima casa hace buenas a las otras tres que se siguen.

Fray Bernardino de Sahagún, Historia general de las cosas de Nueva España, t. I, 2000, pp. 378-379.

El día de hoy en el xiupohualli o calendario civil

En la correlación con el calendario mexica hoy, 18 de julio de 2019, sería el tercer día de la veintena 8, huey tecuílhuitl, que inició el 16 de julio y termina el 4 de agosto de 2019

Nombres: Huey tecuílhuitl, I, “fiesta mayor de los señores”, “gran fiesta de los señores”.

Deidades asociadas a los ritos: Xilonen, Cihuacóatl, Xochipilli.

Ritos principales. Los ritos de esta veintena estaban dedicados principalmente a Xilonen, “muñeca de jilote”, la diosa de los elotes tiernos de maíz, y a Xochipilli, “noble, flor”: dios del Sol naciente, de las flores y de la alegría. Ambas deidades eran especialmente veneradas por los gobernantes y la nobleza. En huey tecuílhuitl se continuaba con la celebración de la abundancia y por ello se redistribuían alimentos. Se realizaban sacrificios de esclavas que representaban a Xilonen y Cihuacóatl. En relación con Xilonen se llevaban a cabo algunos ritos particulares, como el que consistía en que las parteras conducían a una joven que personificaba a la diosa a la cima del cerro de Chapultepec, y al llegar ahí todas debían regresar corriendo al templo de Xilonen, en Tenochtitlan; al llegar, la joven debía bailar durante media hora, y si se ponía triste le daban una bebida. Al final la sacrificaban. Otros ritos estaban dedicados a Xochipilli, por estar asociado con los señores.