• 18-ene-2021

La arqueología y el cine mexicano

Enrique Vela

El cine es un producto cultural y como tal es reflejo de la sociedad que lo crea y lo consume. El proceso creativo detrás de las creaciones cinematográficas, como sucede con cualquier otra expresión, está condicionado en buena medida por el entorno de los creadores y es éste el que impone su forma final a las cintas. Así pasa con las cintas relacionadas con el tema que ocupa esta edición especial de Arqueología Mexicana, las cuales aluden o se dedican a episodios de la época prehispánica y lo hacen bajo el matiz de lo que se sabe en su momento sobre ese tema. Tal vez sería más adecuado decir que están influidas por lo que se cree que se sabe. Porque, hay que decirlo, en las cintas que abordan nuestra historia prehispánica son constantes los estereotipos y la visión parcial de la complejidad que tuvieron las sociedades del México antiguo. Y lo mismo sucede con la arqueología y los arqueólogos; si se les muestra así como aparecen en la filmografía nacional es porque existe una concepción social sobre ella y ellos.

Vistas así las cosas, esta edición que en un principio pareciera alejada del tono usual de la publicación no lo resulta tanto. Acercarse a lo que el cine mexicano ha “dicho” sobre nuestros antepasados, y a la manera en que se concibe el trabajo arqueológico, no es ejercicio ocioso, pues de muchos modos refleja el propio transcurso de la disciplina a lo largo del último siglo y unas décadas más.

Imagen: Izquierda: Retorno a Aztlán (In necuepaliztli in Aztlan) (1990). Con locaciones en Malinalco y Santa Cecilia, estado de México, la cinta está hablada en náhuatl y aborda el mito según el cual los mexicas deben realizar un viaje mágico a Aztlán, su lugar de origen, para solicitar la ayuda de los dioses para acabar con una gran sequía. Foto: Cineteca Nacional CN-1563-001. Derecha: Cabeza de Vaca (1990). Sobre las andanzas de Alvar Núñez Cabeza de Vaca, tesorero y miembro de la expedición que en 1527 dirigió Pánfilo Narváez a la Florida. La cinta intenta seguir fielmente el relato del propio Cabeza de Vaca, quien tras el naufragio de la expedición se interna, con otros sobrevivientes, en tierra firme, vive un sinfín de aventuras y descubre el modo de vida de los grupos del norte de México. Foto: Cineteca Nacional CN-1554-001.

 

Enrique Vela. Arqueólogo por la ENAH, editor, desde hace 30 años trabaja en el ramo editorial. Editor de la revista Arqueología Mexicana.

Vela, Enrique (iconografía y textos), “La arqueología y el cine mexicano”, Arqueología Mexicana, edición especial núm. 49, pp. 8-17.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestras ediciones impresa o digital:

La arqueología y el cine mexicano. Versión impresa.