• 19-sep-2021

Casa de las Águilas del Templo Mayor

Especialistas trabajan en la protección de los vestigios

Ciudad de México.10 de agosto de 2021.- Especialistas trabajan en la protección de los vestigios de la Casa de las Águilas por la remoción de la techumbre que cubre los importantes vestigios arqueológicos. Cabe mencionar que la techumbre colapsó por la lluvia que el miércoles 28 de abril cayó en la Ciudad de México, y que cargó grandes cantidades de granizo sobre dicha estructura. Desde ese día se ha trabajado en la conservación y cuidado de los edificios que están bajo la techumbre. Actualmente se labora en la nueva protección que permita la remoción de la techumbre colapsada y proteja los vestigios de cualquier posible incidente durante la maniobra.

En esos esfuerzos laboran de forma conjunta especialistas de las coordinaciones nacionales de Obras y Proyectos, de Conservación del Patrimonio Cultural y de Arqueología, así como de la Dirección de Operación de Sitios, del Departamento de Restauración del MTM, del Proyecto Templo Mayor y de la empresa TGC (Geotecnia S.A. de C.V.) para proteger de forma adecuada pisos, banquetas y murales polícromos.

La restauradora Mariana Díaz de León Lastras, jefa de Restauración del Museo del Templo Mayor, dijo que “es muy importante realizar la protección de los vestigios de manera adecuada antes de cualquier manipulación para remover la cubierta colapsada en abril pasado. El diseño de dicha protección permitirá el monitoreo constante de los elementos arqueológicos”.

La techumbre colapsada, de casi 60 toneladas, será removida por secciones debido a su gran peso, esta decisión se tomó a partir de un estudio de cargas hecho por especialistas. También, es importante mencionar que se colocará un techo provisional mientras se realiza la conclusión del diseño y fabricación de la estructura definitiva.

A la par de los trabajos en la Casa de las Águilas, se ha recibido apoyo del Gobierno de la Ciudad de México para realizar acciones de reforzamiento de la cubierta que protege los vestigios del edificio del Templo Mayor, en donde se conservan los adoratorios dedicados a Tláloc y Huitzilopochtli, ya que ambos adoratorios aún muestran restos de pintura mural y de escultura polícroma.

 

Con información de la Dirección de Medios de Comunicación del INAH