• 20-jul-2019

Nuevos hallazgos en la región Puuc. Sabana Piletas y su escalinata jeroglífica

Antonio Benavides C., Sara Novelo O., Nikolai Grube, Carlos Pallán Gayol

Ubicado en el municipio de Hopelchén, próximo a sitios como Huntichmul, Chunhuaymil, Sayil y Labná, Sabana Piletas representa uno de los hallazgos arqueológicos más importantes de los últimos años en Campeche. Su relevancia deriva de la concentración y magnitud considerables de su asentamiento, así como de la presencia de la Escalinata Jeroglífica 1, que constituye hoy en día el texto más extenso descubierto en el norte de la península de Yucatán.

 

Ejidatarios de Chunhuaymil, en el extremo noreste de Campeche, comunicaron la existencia de un lugar con “piedras que tenían letras antiguas”. Sabana Piletas fue reportado en primera instancia por Abel Morales y Eduardo Kurjack, y posteriormente por Stephan Merk. El registro formal del sitio se llevó a cabo en 2003, ante la Dirección de Registro Público de Monumentos y Zonas Arqueológicos con el nombre de Chuhé y después, en 2005, se actualizó la cédula y se le asignó el nombre de Sabana Piletas. Algunas de las principales estructuras del sitio han sido ya restauradas y consolidadas por el Centro inah Campeche, a través del proyecto de Mantenimiento Menor a Zonas Arqueológicas No Abiertas al Público (manzana). En esa labor han participado algunos vecinos de Chunhuaymil, San Antonio Yaxché y Cumpich. 

Las exploraciones y levantamientos topográficos iniciales muestran un sitio de grandes proporciones integrado por múltiples conjuntos de edificios. La arquitectura visible corresponde al estilo Puuc del Clásico, desarrollado durante los siglos vii y viii d.C. Las fachadas de algunos inmuebles contaron con decoración de columnillas con y sin ataduras, líneas entrecruzadas, grecas escalonadas, cruces y motivos geométricos. 

El primero que se exploró (2007) fue el Conjunto Columnitas, llamado así por la presencia de varios edificios dispuestos en tres niveles y que estuvieron decorados en sus fachadas con varios tipos de columnas. El Conjunto Esculturas fue consolidado en 2008 y se conoce con ese nombre por un conjunto de siete esculturas antropomorfas y fálicas descubiertas en sus inmediaciones. Otras construcciones importantes son el Edificio Glifos, ubicado al poniente de una gran plaza, y dos acrópolis de varios niveles cuyas grandes proporciones son testimonio de la indudable hegemonía que Sabana Piletas debió ejercer en la región nororiental de Campeche.

El Edificio Glifos se encuentra en lo que parece haber sido el núcleo cívico-ceremonial del sitio. Mide 28 (eje norte-sur) por 13 m (eje este-oeste) y tiene una altura promedio de seis metros. Tuvo una amplia escalinata de 18 m de ancho en su costado oriente. Las cuatro gradas inferiores poseen amplios descansos. Los peraltes primero y cuarto están cubiertos en toda su longitud por amplios bloques pétreos que promedian 105 cm de largo por 42 cm de alto y 22 cm de espesor. En cada uno de estos bloques fueron grabados cuatro cartuchos jeroglíficos, que en conjunto contienen un total de 136 posiciones. La información contextual asociada a su descubrimiento ha permitido reintegrar la inmensa mayoría en su secuencia original, recuperándose de esta forma un largo texto jeroglífico que ha sido designado como la Escalinata Jeroglífica 1.

 

El texto de la escalinata

 

Además de su extensión, la importancia de este texto radica en la escasez del empleo antiguo de escalinatas jeroglíficas en la parte norte de la península de Yucatán, ya que hasta hoy únicamente en Edzná y en Oxkintok se conocen escalinatas jeroglíficas similares. 

El texto de Sabana Piletas está dividido en dos filas: A y B. Los bloques de la fila A yacían semiexpuestos a la intemperie, lo que causó considerable erosión pluvial y eólica en algunos. En contraste, los escalones de la hilera inferior (B) fueron descubiertos en 2006 aproximadamente metro y medio por debajo del nivel del suelo, lo cual contribuyó enormemente a su preservación. Un aspecto muy importante para la lectura del texto es el hecho de que los primeros 19 bloques en las dos gradas son idénticos. Esto implica que cuando la erosión torna difícil o imposible leer alguno de los bloques ubicados entre A1 y A19, las posiciones equivalentes y mejor preservadas entre B1 y B19 permiten recuperar información idéntica registrada paralelamente. A partir de A20 y B20, los textos de cada una de las gradas son completamente diferentes. 

 

Benavides C., Antonio, Sara Novelo O., Nikolai Grube, Carlos Pallán Gayol, “Nuevos hallazgos en la región Puuc. Sabana Piletas y su escalinata jeroglífica”, Arqueología Mexicana núm. 97, pp. 77-83.

 

 Mtro. Antonio Benavides Castillo y Arqgla. Sara Novelo Osorno. Investigadores del Centro INAH Campeche. Codirigen el proyecto regional Mantenimiento Menor a Zonas Arqueológicas No Abiertas al Público (MANZANA). Han estado a cargo de diversos proyectos de excavación y consolidación arqueológica en Edzná, Jaina y otros sitios de Campeche.

• Dr. Nikolai Grube. Catedrático y director general del Instituto de Arqueología y Etnología de las Américas en la Universidad de Bonn, Alemania. Dirige el Proyecto Arqueológico Uxul y colabora con otros proyectos en Campeche, Belice y Guatemala. Forma parte del Comité Editorial de Arqueología Mexicana.

• Arqlgo. Carlos Pallán Gayol. Dirige el Acervo de Glífica e Iconografía Maya (AGIMAYA-INAH) de la Coordinación Nacional de Arqueología, enfocado en la documentación, investigación y difusión de monumentos jeroglíficos mayas, en estrecha co-laboración con proyectos arqueológicos en sitios como Pomoná, Edzná, Toniná, Yaxchilán, Sabana Piletas y H-Wasil.

 

Si desea adquirir un ejemplar: http://raices.com.mx/tienda/revistas-las-culturas-de-sonora-AM097