• domingo, 23 de septiembre de 2018

148. Los tzompantlis en Mesoamérica

Arqueología Mexicana, núm. 148, noviembre-diciembre, 2017.

Los tzompantlis en Mesoamérica

 

Simbolismo de la cabeza en Mesoamérica

Vera Tiesler, pp. 22-27.

En fechas recientes han aparecido nuevas interpretaciones sobre la práctica mesoamericana de exhibir cabezas y cráneos sobre estructuras ceremoniales: los enigmáticos tzompantlis. Además de los conocidos tzompantlis de Tenochtitlan y Chichén Itzá, se presentan nuevas conjeturas y datos sobre varias regiones y épocas.

 

Los “andamios de cráneos” entre los antiguos mayas

Karl A. Taube, pp. 28-33.

Los estudios mesoamericanos siempre han asociado al tzompantli con los mexicas de la época del contacto; sin embargo, la primera muestra monumental de dicha tradición se encuentra en el sitio maya de Chichén Itzá, Yucatán.

 

El Tzompantli y el juego de pelota

Emilie Carreón Blaine, pp. 34-39.

La relación entre el tzompantli –la empalizada de cráneos– y el tlachtli, la cancha de juego, se determina por medio del supuesto de que el jugador vencido era decapitado y su cráneo colocado en el tzompantli.  

 

Tzompantlis.

Un espejo en el arte maya

Virginia Miller, pp. 40-45.

Si bien los tzompantlis suelen asociarse con las prácticas rituales mexicas, la primera estructura permanente para la exhibición de cráneos humanos fue construida por los mayas.

 

Cráneos perforados y tzompantlis en Chichén Itzá

Vera Tiesler, pp. 46-51.

 Estudios recientes de cráneos perforados en Chichén Itzá abordan los procesamientos de las cabezas humanas de los sacrificados y su exhibición pública en la época posterior al colapso maya.

 

El Huei Tzompantli de Tenochtitlan

Eduardo Matos Moctezuma, Raúl Barrera Rodríguez, Lorena Vázquez Vallín, pp. 52-57.

Tal vez el hallazgo de mayor relevancia del Programa de Arqueología Urbana del INAH fue el de una sección del Huei Tzompantli, edificio destinado para que ahí se colocaran los cráneos de individuos sacrificados tanto en el Templo Mayor como en el juego de pelota en diversas ceremonias.

 

Del Tzompantli al Templo mayor.

Reutilización de cráneos en el recinto sagrado de Tenochtitlan

 Ximena Chávez Balderas, Lorena Vázquez Vallín, pp. 58-63.

El Huei Tzompantli de Tenochtitlan fue central para las prácticas sacrificiales mexicas. Además de exhibir las cabezas de las víctimas, los sacerdotes se abastecían de cráneos procedentes de esta estructura, con el fin de reutilizarlos en otras ceremonias.

 

Cabezas-trofeo y tzompantlis en los confines de Mesoamérica

Rubén G. Mendoza, pp. 64-69.

Al parecer, colocar cabezas humanas ensartadas horizontalmente en armazones de madera se volvió práctica generalizada para dar realce a las ceremonias en el Altiplano durante el Posclásico, y se ha documentado en Tula, Tenochtitlan, Tlatelolco y Zultépec.

 

El tzompantli de Loma de la Coyotera, Cañada de Cuicatlán, Oaxaca

Elsa M. Redmond, Charles S. Spencer, pp. 70-71.

El hallazgo de un tzompantli frente al montículo principal del sitio de Loma de la Coyotera fue parte de un proyecto cuyo objetivo era poner a prueba la hipótesis de que la Cañada de Cuicatlán fue conquistada alrededor de 300-100 a.C. por los zapotecos.

 

Origen norteño del tzompantli

Marie-Areti Hers, pp. 72-74.

En Cerro del Huistle se conservaron algunos vestigios de singulares estructuras mezclados con la tierra que azolvó paulatinamente los dos patios y con los escasos restos conservados de dos pequeños templos: armazones de madera de los cuales se habían colgado verticalmente hileras de cabezas humanas.

 

El tzompantli en Zultépec-Tecoaque

 Ana María Jarquín Pacheco, Enrique Martínez Vargas, pp. 75-77.

En 1992 se descubrieron en una fosa cuadrada del Templo de Quetzalcóatl de la zona arqueo- lógica de Zultépec 14 cráneos con perforaciones en el pario temporal.

 


VARIOS

 

Arqueología

 

La colección de arte prehispánico averio Calpini.

Del museo cívico di arte antica di Torino

Eric Taladoire, pp. 78-83.

Se aborda aquí la poco conocida colección Calpini en la que predomina –entre otras piezas– la civilización mexica con 153 objetos.

 


SECCIONES

 

Noticias

Malitzin y el huacalxóchitl

Alfredo López Austin y Leonardo López Luján, p. 10.

 

Obituario. Dr. Bernardo García Martínez

René García Castro, pp. 10-12.

 

Entrega de premios “Crónica”,

Eduardo Matos Moctezuma, pp. 12-14.

 

 La Universidad de Harvard instaura la cátedra “Eduardo Matos Moctezuma Lectures Series”, p. 14.

 

La inteligencia artificial llega al Museo Nacional de Antropología, pp. 14-15.

 

 Se conmemora el inicio del Proyecto Templo Mayor y se abre el nuevo acceso al Museo de Sitio, p. 15.

 

Reseñas

Sacrificio humano y tratamientos postsacrificiales en el Templo Mayor de Tenochtitlan

Ximena Chávez Balderas, , p. 15.

 

De América a Europa.

 Cuando los indígenas descubrieron el Viejo Mundo (1493-1892)

Éric Taladoire, p. 15


 

Documento

Códice de Cuauhtlantzinco (Puebla)

Xavier Noguez, pp. 16-17.

 

La Casa Real de Tenochtitlan

Axayácatl

María Castañeda de la Paz, pp. 18-19.

 

Tradición oral indígena mexicana

No siempre fueron así I,

Elisa Ramírez pp. 20-21.

 

Lo que guardan los antiguos libros

Diversos mitos sobre el origen de los gobernantes en la Mixteca

 Manuel A. Hermann Lejarazu, pp. 84-85.

 

Mentiras y verdades

¿Vida, pasión y muerte de Juan Rulfo?

Eduardo Matos Moctezuma, pp. 86- 87.

 

Si desea adquirir un ejemplar