• sábado, 21 de julio de 2018

150. Los olmecas de San Lorenzo Veracruz

Arqueología Mexicana, núm. 150, marzo-abril, 2018.

Los olmecas de San Lorenzo Veracruz

 

 

Los olmecas de San Lorenzo

Ann Cyphers, pp. 18-25.

San Lorenzo, primera urbe política y económica de Mesoamérica, administró un sistema regional de asentamientos, albergó una gran población –internamente diversificada– y tuvo un destacado desarrollo y crecimiento que provocó transformaciones profundas en el tejido social en la isla de San Lorenzo y más allá.

 

 La temprana alimentación olmeca

Judith Zurita Noguera, Luis Fernando Hernández Lara, María Arnaud Salas, pp. 26-31.

El conocimiento de la alimentación de los olmecas ayuda a comprender su forma de vida, al revelar aspectos primordiales sobre su organización social y económica, así como sobre su vida cotidiana.

 

Población y vivienda en San Lorenzo

Virginia Arieta Baizabal, pp. 32-39.

Actualmente, gracias al uso de estrategias metodológicas interdisciplinarias y a los avances en las tecnologías digitales, la arqueología es capaz de observar y explicar mucho de las casas olmecas del Preclásico Temprano.

 

 Estudios de ADN y el origen de los olmecas

 Enrique Villamar Becerril, pp. 40-41.

El origen de los olmecas no está en África sino en América, pues comparten al más abundante de los cinco haplogrupos mitocondriales característicos de las poblaciones autóctonas de nuestro continente.

 

El primer taller de navajas prismáticas en Mesoamérica

 Kenneth Hirt, pp. 42-47.

La producción de navajas de obsidiana fue uno de los primeros oficios especializados de Mesoamérica y el taller de Malpica es uno de los ejemplos más antiguos de cómo se organizó ese oficio  

 

Espejos de San Lorenzo

Anna Di Castro Stringher, pp. 48-49.

En Mesoamérica los espejos fueron considerados un portal entre los planos del cosmos, un medio de comunicación que permitía hacer contacto con los mundos etéreos.

 

Gobierno y cosmos.

Cabezas colosales y tronos

 Ann Cyphers , pp. 50-55.

Las cabezas colosales y los tronos eran la prueba material de la consolidación y centralización del poder regional, un proceso en el cual sobresale la manipulación de la ideología y el parentesco.

 

El trono de Estero Rabón

Hirokazu Kotegawa, pp. 56-58.

Este trono debió ser extraordinario dentro del corpus de tronos olmecas por mostrar personajes en lados opuestos, o sea, en los lados frontal y dorsal. Este diseño no es evidente en ningún otro trono olmeca,

 

Las redes sociales, políticas y económicas en la costa sur del Golfo

 Stacey Symonds, Felipe Ramírez, pp. 58-63.

Los gobernantes de San Lorenzo, por medio de rutas acuáticas y terrestres, difundieron todo un sistema de interacción social, económica y ritual como ningún otro grupo humano en Mesoamérica hasta entonces.

 

Museos de la ruta olmeca

 Ann Cyphers, pp. 64-67.

Los visitantes de estos museos observarán una variedad de formas y tamaños de escultura, todas de gran importancia porque reflejan el antiguo pensamiento y actividades ceremoniales y cotidianas del pueblo olmeca.

 

 


VARIOS

 

Arqueología

Del océano al altiplano.

Las estrellas marinas del Templo Mayor de Tenochtitlan

Leonardo López Luján, Francisco Alonso Solís Marín, Belem Zúñiga-Arellano, Andrea Alejandra Caballero Ochoa, Carlos Andrés Conejeros Vargas, Carolina Martín Cao- Romero, Israel Elizalde Mendez , pp. 68-76.

Hoy sabemos que, junto con tiburones, peces, cangrejos, langostinos, conchas, caracoles y corales, los mexicas depositaron cientos de estrellas de mar en las ofrendas de su principal recinto sagrado.

 

Los animales del rey.

El vivario en el corazón de Tenochtitlan

Israel Elizalde Mendez, pp. 77-83.

Los animales en cautiverio en el comúnmente llamado “zoológico de Moctezuma” abarcaban una gran diversidad de especies, de las que los tenochcas obtenían tanto materiales suntuarios como ejemplares que servían como dones en los rituales que se celebraban en el recinto sagrado.

 

 


SECCIONES

 

Cartas

 Sobre la piedra del Sol

Eduardo Matos Moctezuma, p. 8.

 

Semblanza

 Alfonso Lacadena García-Gallo (1965-2018)

  Marc Zender, pp. 8-9.

 

Noticias

475 años después… Crónica de un encuentro

 Raúl Barrera Rodríguez, p. 10.

 

Reseñas

Por los senderos de un tlamatini. Homenaje a Joaquín Galarza

Luz María Mohar Betancourt , p. 11.

 

Vista Hermosa: nobles, artesanos y mercaderes en los confines del mundo huasteco. Estudio arqueológico de un sitio del Posclásico Tardío del municipio de Nuevo Morelos, Tamaulipas, México

Claude Stresser-Péan, p. 11.

 

Documento

Robert Hayward Barlow, Tlatelolco y sus estudios de códices

Xavier Noguez, pp. 12-13.

 

La Casa Real de Tenochtitlan

Ahuízotl

 María Castañeda de la Paz, pp. 14-15.

 

Tradición oral indígena mexicana

Casa del Rayo

 Elisa Ramírez pp. 16-17.

 

Lo que guardan los antiguos libros

El viaje de 8 Venado a la Casa del Sol

Manuel A. Hermann Lejarazu, pp. 84-85.

 

Mentiras y verdades

¿El Ángel caído?

Eduardo Matos Moctezuma, pp. 86-87.

 

Si desea adquirir un ejemplar