• 31-jul-2021

Herramientas de piedra

Joaquín García-Bárcena

Desgaste

Hasta ahora hemos hablado de las técnicas de talla que se emplearon para hacer herramientas en piedra, que fueron las más tempranas aunque continuaron usándose: la percusión y la presión. Sin embargo, más adelante se usaron las técnicas del pulido, que consistían en golpear con un percutor la piedra a trabajar para darle la forma inicial deseada, lo cual era seguido de un proceso de desgaste, con abrasivos en agua cada vez más finos. De esta manera era posible trabajar piedras menos frágiles que las modificadas por percusión, y más resistentes al desgaste por uso y al impacto. Así se hicieron artefactos de molienda, como los metates y morteros, y herramientas que permitían hacer con mayor facilidad el corte de árboles y el trabajo de la madera: hachas y azuelas. Estas herramientas serían de gran importancia para las poblaciones sedentarias y agrícolas.

Las ilustraciones de José Luis Pescador que acompañan esta publicación fueron realizadas con la asesoría del profesor lker Larrauri.

Imagen: Las hachas pulidas se usaron para cortar árboles y trabajar la madera, entre otras actividades. Su diferencia con las azuelas, con mango perpendicular, es que lo tenían paralelo al filo. Los mangos casi nunca se conservaron, ya que usualmente se hacían de madera. Dibujo: José Luis Pescador / Raíces.

 

Joaquín García-Bárcena. Arqueólogo e ingeniero químico. Miembro del Comité Científico-Editorial de esta revista.

Esta publicación puede ser citada completa o en partes, siempre y cuando se consigne la fuente de la forma siguiente:

García-Bárcena, Joaquín, “Tecnología lítica”, Arqueología Mexicana, núm. 52, pp. 42-45.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestras edición impresa:

Primeros pobladores de México. Versión impresa.