• viernes, 20 de julio de 2018

La antigua ciudad maya de Piedras Negras, Guatemala

Héctor L. Escobedo, Stephen D. Houston

Los monumentos tallados de Piedras Negras demuestran que los mayas escribieron su historia en piedra, inmortalizando la vida y obra de sus gobernantes. En la actualidad, las investigaciones arqueológicas y epigráficas empiezan a revelar los secretos de una misteriosa ciudad perdida en la selva, famosa desde hace más de un siglo por sus magníficas esculturas y su elegante arquitectura.

 

La zona arqueológica de Piedras Negras se extiende por 4 km2 , a lo largo del río Usumacinta, con construcciones edificadas sobre un panorama cárstico accidentado, cuyos valles intramontanos sirvieron como terrenos agrícolas. Un cenote de 100 m de diámetro y de 66-120 m de profundidad parece haber sido la razón por la cual los mayas denominaron Yok'ib a Piedras Negras, que quizá significa "apertura" o "agujero". El nombre moderno del sitio se deriva de la presencia cercana de bloques calizos con inclusiones de pedernal ennegrecido.

 

Investigaciones anteriores

Las primeras exploraciones arqueológicas fueron hechas por Teobert Maler, del Museo Peabody de la Universidad de Harvard, quien visitó Piedras Negras entre 1895 y 1897. Su excelente documentación gráfica de las esculturas en el sitio fue el preludio de las excavaciones mayores que emprendió el Museo de la Universidad de Pennsylvania, en 1931-1937 y 1939, con la dirección sucesiva de Alelen Mason y Linton Satterthwaite.

Un miembro de ese proyecto, Tatiana Proskouriakoff, detectó pautas en las inscripciones del sitio que indicaban la existencia de información biográfica. Este descubrimiento fue facilitado por la presencia de secuencias de monumentos dedicados cada cinco años, en asociación con edificios particulares. En 1960, la publicación de este estudio transformó la arqueología maya e introdujo una dimensión histórica que hizo posible la reconstrucción de secuencias dinásticas y eventos político religiosos.

Tras casi seis décadas de inactividad, de 1997 a 2000 se llevaron a cabo nuevas investigaciones en Piedras Negras y su región adyacente, esta vez a cargo de un proyecto binacional dirigido por Stephen D. Houston, de la Universidad de Brigham Young, y Héctor Escobedo, de la Universidad del Valle de Guatemala. Este proyecto tuvo un carácter multidisciplinario y se enfocó en la evolución y variación del proceso urbano en Piedras Negras.

 

Héctor L. Escobedo. Licenciado en arqueología por la Universidad de San Carlos, Guatemala, y candidato a doctor en antropología por la Universidad de Vanderbilt. Codirector del Proyecto Arqueológico Piedras Negras. Profesor de la Universidad del Valle de Guatemala.

Stephen D. Houston. Maestro y doctor en antropología por la Universidad de Yale. Codirector del Proyecto Arqueológico Piedras Negras. Profesor de la Universidad de Brigham Young.

 

Escobedo, Héctor L., Stephen D. Houston, “La antigua ciudad maya de Piedras Negras, Guatemala”, Arqueología Mexicana 66, pp. 52-55.

 

Texto completo en la edición impresa. Si desea adquirir un ejemplar:

http://raices.com.mx/tienda/revistas-mayas-del-peten-AM066