• 18-jul-2019

Moctezuma Xocoyotzin, “El que se muestra enojado, el joven” (1502-1520)

También conocido como Moctezuma el Joven o Moctezuma II. El significado de Moctezuma aún no está claro; además de “el que se muestra enojado” se han sugerido otras interpretaciones como “señor que se enoja”, “el que se enoja señorialmente” o “el que se pone sañudo o ceñudo”. El glifo para este nombre es un tocado real, normalmente acompañado con una orejera de turquesa. El mote de Xocoyotzin, “el Joven”, no tiene glifo y más parece ser un apelativo para distinguirlo de su abuelo, Moctezuma Ilhuicamina. Nacido en 1467, fue hijo de Axayácatl, el sexto tlatoani mexica, y hermano de Cuitláhuac, quien lo sucedió en el trono.

 

Heredero de un imperio de vastas proporciones, tuvo la habilidad militar y política para acrecentarlo y bajo su dominio la ciudad de Tenochtitlan vivió ese esplendor que asombró a los españoles a su llegada. Enfrentado a una situación que lo rebasaba en muchos aspectos, en cierta medida por los límites que le imponía su visión del mundo, Moctezuma II no logró enfrentar con eficacia la amenaza representada por Hernán Cortés y murió dejando a su otrora orgullosa capital a merced de los embates de los españoles y sus numerosos aliados indígenas.

Cuando ascendió al trono, Moctezuma Xocoyotzin tenía 35 años y era un hombre maduro que se había distinguido por su valor en el campo de batalla y sus habilidades políticas. De Moctezuma se dice que era muy religioso y se le reputaba como un hombre sensible y avezado en las artes. A la sazón de su antecesor, llevaba un opulento modo de vida y había acrecentado la distancia entre el gobernante supremo y su pueblo; se dice que nadie podía verlo a los ojos y debía guardar un estricto protocolo en su presencia.

Como sus antecesores, tuvo numerosas mujeres y con muchas de ellas se casó por motivos políticos, pues al tomar una mujer de otro grupo establecía una alianza con el pueblo del que procedía. Sus hijos formaban parte de la nobleza mexica y así se establecían lazos que mitigaban el ánimo de rebelarse contra el imperio. Los ordenamientos legales y los preceptos establecidos por sus predecesores continuaron vigentes durante su reinado, si bien las reglas relativas al estatus social se hicieron más estrictas. Además se favoreció la pertenencia a la nobleza como medio de acceso a los cargos y por tanto el acceso a los recursos provenientes de los pueblos tributarios.

Moctezuma heredó de Ahuítzotl un enorme imperio, el más grande y poderoso jamás visto en la época prehispánica, pero sus propios afanes en engrandecerlo y fortalecerlo no desmerecen en absoluto. Emprendió, con éxito las más de las veces, campañas para someter a antiguos tributarios que osaban rebelarse, para conquistar nuevos territorios y con ello acceder a mayores tributos y preparar el camino al sometimiento de entidades poderosas como Tlaxcala, Huexotzinco y Cholula, que habían logrado resistir exitosamente los continuos ataques de la Triple Alianza. Este proceso de inevitable expansión fue interrumpido abruptamente con la llegada de Hernán Cortés. No es claro qué tanto se habrían expandido los mexicas de no haber mediado la conquista española, pero lo cierto es que Moctezuma II había establecido las bases para el acrecentamiento de su imperio.

Los últimos días de Moctezuma II son los que marcan el inicio del fin de su imperio: en 1519 arriba a las costas de Veracruz Hernán Cortés e inicia su marcha a la ciudad de Tenochtitlan. Aun a su pesar, Moctezuma lo recibe y le da alojamiento, pero los acontecimientos desembocan en su prisión por parte de los españoles y en el levantamiento de los mexicas. Moctezuma muere en circunstancias nada claras. Mientras unos señalan que fueron los españoles quienes le dieron muerte, otros la atribuyen a su propio pueblo.

El 30 de junio de 1520 muere el último de los tlatoque mexicas que ejerció con plenitud el poder que le daba encabezar el imperio más extenso y vigoroso de la época prehispánica.

Tomado de Enrique Vela, Arqueología Mexicana, Especial 40, Los tlatoanis mexicas. La construcción de un imperio.

Si desea adquirir un ejemplar