• 28-oct-2020

Presagio de la caída de Tenochtitlan

Manuel A. Hermann Lejarazu

La mujer que resucitó después de su viaje al Tlalocan

El historiador criollo Juan Suárez de Peralta escribió en su obra Tratado del descubrimiento de las Indias y su conquista… sobre varios de los pronósticos o presagios que anunciaban la llegada de los españoles a tierras mesoamericanas. Si bien algunos de estos prodigios están registrados en el famoso libro XII del Códice Florentino, otros fueron compilados por Suárez de Peralta de diversas fuentes, como el libro de los Memoriales de fray Toribio de Benavente o Motolinía y de lo que: “cuentan los indios pasar así” (Suárez de Peralta, 1990, p. 108).

Suárez de Peralta comienza el listado de los pronósticos con uno en particular que le llama la atención:

Una mujer, vecina de México, después de cuatro días enterrada en un patio, y puestas sus losas encima de la sepultura, con mucho espanto de los que la vieron, la india muerta salió resucitada, y fue a Moctezuma y le dijo, que la causa porque había resucitado era para decirle como en él se había de acabar el señorío de México, que ya venían otras gentes a tomárselo. Dicen vivió esta india después veintiún años, y en ese tiempo parió un hijo; dícelo fray Bernardo de Sahagún en su libro (Suárez de Peralta, 1990, p. 101).

En efecto, el historiador criollo toma el texto de alguno de los escritos de Sahagún, aunque no sabemos con precisión si pudo llegar a consultar la obra definitiva que hoy conocemos como Códice Florentino (terminada en 1577 y enviada a España en 1580), pues Suárez de Peralta inicia su Tratado cuando se encontraba viviendo en España hacia 1579. Pero el hecho es que en el libro VIII de la magna obra sahaguntina se encuentra registrado exactamente este mismo presagio ocurrido durante el reinado de Moctezuma Xocoyotzin:

Acaeció otra señal en tiempo de Motecuzoma, porque una mujer vecina de México Tenochtitlan murió de una enfermedad y fue enterrada en el patio…, la cual resucitó después de cuatro días de su muerte, de noche, con grande miedo y espanto de los que se hallaron presentes allí, porque se abrió la sepultura, y las piedras derramáronse lejos. Y la dicha mujer que resucitó fue a casa de Motecuzoma y le contó todo lo que había visto, y le dixo: “La causa porque he resucitado es para decirte que en tu tiempo se acabará el señorío de México y tú eres el último señor. Porque vienen otras gentes, y ellas tomarán señorío de la tierra, y poblarán a México”… (Sahagún, 1989, t. 2, p. 496).

 

Manuel A. Hermann Lejarazu. Doctor en estudios mesoamericanos por la UNAM. Investigador en el CIESAS-D.F. Se especializa en el análisis de códices y documentos de la Mixteca, así como en historia prehispánica y colonial de la región. Miembro del Sistema Nacional de Investigadores.

Hermann Lejarazu, Manuel A., “La mujer que resucitó después de su viaje al Tlalocan”, Arqueología Mexicana, núm. 164, pp. 82-83.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestras ediciones impresa o digital:

Arqueología subacuática en México. Versión impresa.

Arqueología subacuática en México. Versión digital.