• 6-ago-2020

Remedio: hueso de mamut molido

Leonardo López Luján

Mamuts, gigantes y elefantes en la Nueva España. Los orígenes mexicanos de la Paleontología de vertebrados

Los usos

Es en verdad sugestivo el destino dado a los huesos de mamuts y otros grandes animales pleistocénicos. De acuerdo con Muñoz Camargo y los informantes indígenas de Sahagún, se molían junto con granos tostados de cacao y nixtamal para preparar con agua una bebida de sabor grato y que curaba las evacuaciones de sangre; esta receta nahua se acompaña en el Códice Florentino de un dibujo único en su tipo, el cual muestra dos fragmentos de un hueso largo. Un remedio similar es descrito por Torrubia para el Valle de Toluca. Allí, la gente acostumbraba pulverizar los fósiles y mezclarlos con agua tibia para elaborar una pócima que producía sudores diaforéticos. De manera más banal, los habitantes de Huehuetoca confeccionaban con los huesos grandes jarros para beber “olorosos”, es decir, vinos generosos y aromáticos, como cuenta Vetancurt.

Otros vestigios, en contraste, eran atesorados sin modificarlos. Villaseñor y Barco recurren a un vago “he tenido en mis manos” o “llegó a mis manos” que siempre dejan dudas. De manera más evidente, Torquemada, Torrubia y Veytia declaran su propiedad con un “tengo”, “tengo en mi poder” o “he tenido”, mientras que Boturini y Lorenzana comentan incluso dónde los guardan: “en mi archivo” o “en mi Librería [biblioteca]”. Sabemos que algunos ejemplares paleontológicos se coleccionaban y ocasionalmente se exhibían en varios puntos de la Ciudad de México. Algunos cronistas se refieren expresamente al Palacio Real: Hernández, por ejemplo, apunta que “conservan los virreyes [huesos de enorme tamaño] por su maravillosa rareza”, mientras que Olmos, Mendieta y Cieza aluden en particular a don Antonio de Mendoza y, Mendieta, añade a don Luis de Velasco. Torquemada suma otros repositorios a la lista, como el Convento de San Agustín y la “Casa de vn Mercader, y todos los que quieren la ven agora, en la Calle de Santo Domingo”.

 

Leonardo López Luján. Doctor en arqueología por la Université de Paris Nanterre y director del Proyecto Templo Mayor, INAH.

López Luján, Leonardo, “Mamuts, gigantes y elefantes en la Nueva España. Los orígenes mexicanos de la Paleontología de vertebrados”, Arqueología Mexicana, núm. 163, pp. 14-23.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestra ediciones impresa o digital:

La Noche Triste de 1520. Versión impresa.

La Noche Triste de 1520. Versión digital.