• 11-jul-2020

Saqueo de Yaxchilán

Roberto García Moll

El saqueo de Yaxchilán. El diálogo roto

De las culturas del México antiguo, la maya es una de las que más se acercan a los ideales estéticos del mundo occidental, por lo que desde fechas muy tempranas llamó poderosamente la atención, primero de viajeros y luego de un sinnúmero de especialistas interesados en su investigación y conocimiento.

Con esas características generales, es lógico suponer que los mayas también impresionaron fuertemente al mundo de los anticuarios y los coleccionistas, así como a diferentes instituciones que, desde el siglo XVIII, se dieron a la tarea de adquirir sus manifestaciones “artísticas”.

El sitio arqueológico de Yaxchilán, en el actual estado de Chiapas, no fue ajeno a esta tendencia: entre 1882 y 1887, a través de Gorgonio López, su agente en México, Alfred Maudslay retiró de Yaxchilán seis dinteles, cinco de los cuales se encuentran hoy en el Museo Británico, mientras que el sexto fue enviado por error al Museum für Vólkerkunde de Berlín, de donde desapareció durante la segunda guerra mundial. Por otro lado, para la inauguración en 1964 del nuevo edificio del Museo Nacional de Antropología en la ciudad de México, se tomó la decisión de retirar de Yaxchilán nueve dinteles y tres estelas, de las cuales sólo una fue devuelta al sitio en 1981.

 

Roberto García Moll (1943-2015). Maestro en arqueología por la UNAM e investigador del INAH.

García Moll, Roberto, “El saqueo de Yaxchilán. El diálogo roto”, Arqueología Mexicana, núm. 21, p. 32.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestra edición impresa:

Saqueo y destrucción