• 3-ago-2021

34. Códice Badiano. Tlatelolco, Ciudad de México

Enrique Vela

En 1552 un médico indígena, Martín de la Cruz, transmitió oralmente una serie de recetas –basadas en el uso de plantas, animales y minerales– a Juan Badiano, estudiante del Colegio de la Santa Cruz de Tlatelolco, quien las transcribió en latín y pidió a un grupo de tlacuilos que las ilustraran. El resultado fue un bello librito en el que se registran conocimientos de la época prehispánica en un formato europeo. No es el único caso, esa comunión entre ambas tradiciones fue una constante a partir del siglo XVI y los ejemplos son numerosos, entre ellos el Códice Florentino, la Historia Tolteca-Chichimeca, la Relación de Michoacán o los Libros del Chilam Balam. A éstos se suman cientos de los llamados códices coloniales, en su mayoría destinados a sustentar reclamos de los pueblos indígenas ante las autoridades, por el despojo de tierras o el cobro excesivo de tributos.

 

Enrique Vela. Arqueólogo por la ENAH, editor, desde hace 30 años trabaja en el ramo editorial. Editor de la revista Arqueología Mexicana.

Esta publicación puede ser citada completa o en partes, siempre y cuando se consigne la fuente de la forma siguiente:

Vela, Enrique, “34. Códice Badiano. Tlatelolco, Ciudad de México”, Arqueología Mexicana, edición especial núm. 96, pp. 78-79 .

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestras ediciones impresa o digital:

35 Obras maestras. Visión del México Antiguo. Versión impresa.

35 Obras maestras. Visión del México Antiguo. Versión digital.