• 29-nov-2020

Alimentos para el viaje al más allá

Patricia A. McAnany

Recordar y alimentar a los ancestros en Mesoamérica

En los depósitos del Preclásico de K’axob –antigua comunidad del norte de Belice–, los restos de un hombre mayor (adornado con muchas cuentas de concha junto a dos vasijas de cerámica) y una mujer fueron colocados en una estructura construida alrededor de 800 a.C. Entre las múltiples vasijas de cerámica colocadas en los sepulcros, destacan dos grandes cuencos colocados boca abajo sobre los cráneos, al parecer con el propósito de protegerlos.

Por el contrario, las vasijas colocadas boca arriba probablemente se encontraban llenas de algún líquido para alimentar a los muertos en su viaje al más allá. La vasija con vertedera en forma de pato fue localizada en otro entierro del Preclásico, en K’axob, y no ha sido examinada para buscar restos químicos de cacao en ella, como los que se han identificado en vasijas con vertedera en otros sitios mayas del mismo periodo.

El complejo ritual funerario –el laborioso manejo de los restos de aquellos destinados a ser sepultados y recordados en un espacio social de la comunidad– es una práctica muy extendida y duradera en Mesoamérica.

 

Patricia A. McAnany. Profesora Eminente Kenan del Departamento de Antropología de la Universidad de Carolina del Norte, Chapel Hill. Ha dirigido trabajos arqueológicos en K’axob y en el valle Sibun de Belice. Codirectora del Maya Area Cultural Heritage Initiative (www.machiproject.org).

McAnany, Patricia A., “Recordar y alimentar a los ancestros en Mesoamérica”,  Arqueología Mexicana, núm. 106, pp. 26-33.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestras ediciones impresa o digital:

El culto a los ancestros. Versión impresa.