• 28-ene-2022

El estado de Morelos novohispano

Mario Córdova Tello, Carolina Meza Rodríguez

El reconocimiento  de los pueblos prehispánicos  Sin duda alguna, la conquista española trastocó  los esquemas de los pueblos mesoamericanos.  Empero, su riqueza y variedad cultural fluyen de  entre las líneas de las Relaciones geográficas, documentos  elaborados por instrucciones del monarca  Felipe II, en las que se describen de manera  pormenorizada el potencial natural y la  pluralidad social de las regiones mesoamericanas.  De ellas se obtiene información sobre el sistema  de control de los asentamientos de la tierra  caliente o tlahuica, instrumentado por el monarca  mexica Moctezuma Ilhuicamina, llamado el  Viejo, así como del tributo exigido por Moctezuma  Xocoyotzin, último soberano mexica.

Otra mención sobre un sitio prehispánico en  particular proviene del Códice Florentino, manuscrito  de finales del siglo XVI del franciscano Bernardino  de Sahagún, cuyo testimonio refiere la  existencia de edificios antiquísimos y alhajas que  se hallan en Xuchicalco, situado en los términos  de Cuaunahuác.

Referente al mismo Xochicalco, en el siglo  XVIII, Mariano Veytia (1718-1780) describe la Pirámide  de las Serpientes Emplumadas de Xochicalco.  En esa centuria destaca la presencia de estudiosos  como Joseph Antonio Alzate (1791), a  quien se debe el levantamiento de Xochicalco que  evidencia la serie de terraplenes que configuran  la urbe, así como el foso que la protegía. Varios  de los dibujos de Alzate reproducen a los personajes  que se hallan en la base de la pirámide, y  fueron empleados por artistas y viajeros que llegaron  al territorio mexicano en el siglo XIX para  conocer, representar y explorar el sitio de Xochicalco.

Entre las obras y registros elaborados por esos  grandes personajes se cuenta con las cuatro láminas  a color de Xochicalco realizadas por Carlos  Nebel, y la expedición de reconocimiento ordenada  por el gobierno mexicano a Renato de  Perdreauville.

Imagen: Pirámide de las Serpientes  Emplumadas, Xochicalco,  Morelos. José Antonio Alzate  en la Gazeta de Literatura de  México, 1791.  Reprografía: Marco Antonio Pacheco / Raíces.

 

Mario Córdova Tello. Arqueólogo por la ENAH. Investigador del Centro INAH Morelos. Dirige los proyectos arqueológicos: Sur de Morelos: Chimalacatlán, y Chalcatzingo. Ha realizado proyectos de investigación y conservación en varios estados.

Carolina Meza Rodríguez. Arqueóloga por la ENAH. Investigadora del Centro INAH Morelos. Integrante del Proyecto Chalcatzingo. Ha participado en diversos proyectos de arqueología y conservación en inmuebles históricos y arqueológicos de Morelos y Campeche.

Esta publicación puede ser citada completa o en partes, siempre y cuando se consigne la fuente de la forma siguiente:

Córdova Tello, Mario y Carolina Meza Rodríguez, “Morelos prehispánico”, Arqueología Mexicana, núm. 153, pp. 24-31

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestras ediciones impresa o digital:

Arqueología e historia del estado de Morelos. Versión impresa.

Arqueología e historia del estado de Morelos. Versión digital.