• sábado, 26 de mayo de 2018

El jaguar en Monte Albán, Oaxaca

La imagen del jaguar en el suroeste de Mesoamérica fue común; se representó a los felinos en poses antropomorfas o zoomorfas o en figuras humanas con atributos de jaguar. En la primera modalidad es imposible determinar el género de los personajes, pero la sobreposición de características humanas y felinas en la segunda modalidad permite en ocasiones hacer identificaciones genéricas. Aunque hay evidencia de que en las antiguas sociedades mesoamericanas la mujer llegó a ocupar cargos políticos de gran importancia, datos procedentes de códices, lienzos y documentación europea (litigios, censos y diccionarios) hacen evidente que en cuestiones de herencia y sucesión de cargos habrá una preferencia hacia la línea paterna.

En un basurero adyacente a la plataforma oeste del Edificio M de Monte Albán, Oaxaca se encontró completa pero fragmentada una escultura de cerámica que representa a un jaguar sedente y policromo. Piezas semejantes en cerámica o piedra se conocen en varias partes de Mesoamérica. Este ejemplar pertenece a la cultura zapoteca del Clásico.

 

Tomado de Javier Urcid Serrano, “El simbolismo del jaguar en el suroeste de Mesoamérica”, Arqueología Mexicana núm. 72, pp. 40-45.

 

Texto completo en la edición impresa. Si desea adquirir un ejemplar:

http://raices.com.mx/tienda/revistas-el-jaguar-AM072