• miércoles, 14 de noviembre de 2018

Eusebio Dávalos Hurtado. Civilización, cultura y mexicanidad

Luz del Carmen Dávalos Murillo

Eusebio Dávalos Hurtado fue un ilustre médico homeópata y antropólogo mexicano que supo valorar nuestra identidad cultural, elemento imprescindible para sentar las bases del orgullo nacional, cimiento de la construcción del México moderno.

 

La cultura es el factor principal del progreso, éste

jamás lo será realmente si carece de firmes bases

que deben surgir del conocimiento del propio pasado”.

Eusebio Dávalos Hurtado, Significado del museo en la cultura

 

Eusebio Dávalos pensaba que:

 

Si como pueblo queremos forjarnos una personalidad y sentirnos libres de complejos, conozcamos bien nuestros orígenes y valoremos el papel de nuestros ancestros, pues ello nos hará ver lo importante que fue éste dentro de la cultura universal y confortados por tal ejemplo, seremos capaces de seguir luchando para el engrandecimiento de la Patria. Conociendo los defectos y virtudes de quienes nos antecedieron podremos normar nuestro futuro sin titubeos, ni ensayos exóticos (Dávalos Hurtado, Significado del museo en la cultura, p. 1).

Nacido en la ciudad de México el 24 de marzo de 1909, Dávalos Hurtado murió prematuramente, a los 58 años de edad, cuando era director del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), en el Centro Médico Nacional, ahora Siglo XXI, el 27 de enero de 1968, en esta misma ciudad. Su padre, Crecencio Dávalos Corona, jalisciense, nacido a orillas del Lago de Chapala, ya viudo en el Distrito Federal, casó con María Leonila Hurtado, hija de los dueños del almacén “La Colmena”, ubicado en el Zócalo.

Ingresó en la Escuela Nacional de Medicina Homeopática del Instituto Politécnico Nacional y concluyó su carrera profesional de médico homeópata cirujano y partero en 1938. Su tesis, titulada “Contribución al estudio del Pyrogenium, un producto biológico utilizado en la terapéutica homeopática”, ha sido reconocida como una aportación importante al conocimiento de los antibióticos.

En 1944 fue el primer antropólogo físico graduado y el primero en recibir el grado de maestría en ciencias antropológicas por la Universidad Nacional Autónoma de México. Su tesis “La deformación craneana entre los tlaltelolcas” recibió una mención honorífica que incluyó su publicación por el INAH.

Gracias a su inquietud de investigador y a una beca que le fue otorgada por el gobierno de Francia, durante 1945 y 1946 estudió en el Instituto de Etnología de la Universidad de París y en el Musée de l’Homme con el afamado antropólogo francés Paul Rivet, en donde colaboró como adjunto del área de Antropología Física y profundizó en los estudios comparativos sobre deformaciones osteopatológicas. (Paul Rivet, 1876-1958. Etnólogo francés que dio origen a la teoría multirracial, según la cual el ser humano sudamericano procedería, además de Asia, de Australia y de la Melanesia. Fundador de un museo de etnología: el Musée de l’Homme, en París, en 1937).

Por su destacada labor y su constante interés desde sus años de formación como médico, Dávalos Hurtado desempeñó diversos cargos de responsabilidad administrativa y académica, que fueron desde ayudante de Farmacia en el Hospital Nacional Homeopático, preparador de Laboratorio en la Escuela Nacional de Medicina Homeopática entre 1936 y 1938, hasta subdirector (1943-1947) y director de esta misma escuela en 1950.

La doble profesión de médico y antropólogo lo hizo enfocar gran parte de su investigación al estudio de las manifestaciones de la enfermedad en los huesos y a la forma en que los artistas del pasado representaron estados patológicos, temas sobre los que publicó varios trabajos, por ejemplo, La plástica indígena y la patología: huastecos, totonacas y sus vecinos (1953). La mayor parte de su contribución científica está reunida en el libro Temas de antropología física, que editó el INAH en 1965, así como en una bibliografía recopilada por Jorge Gurría Lacroix que aparece en el Boletín del INAH, número 31, marzo de 1968, y en América Indígena, en su número de abril de 1968.

 

Dávalos Murillo, Luz del Carmen, “Eusebio Dávalos Hurtado. Civilización, cultura y mexicanidad”, Arqueología Mexicana núm. 100, pp. 78-83.

 

 Luz del Carmen Dávalos Murillo. Economista y maestra en educación por la Universidad Anáhuac. Realiza estudios de doctorado en liderazgo y dirección de instituciones de educación superior en la misma universidad. Ha sido coordinadora académica de la Licenciatura en Economía, directora de Relaciones Académicas, y es directora de la Facultad de Educación, todo en la misma Universidad Anáhuac. Sus áreas de especialidad son la economía de la educación, las políticas públicas en educación y la educación internacional.

 

Si desea adquirir un ejemplar: http://raices.com.mx/tienda/revistas-arqueologia-e-identidad--AM100