• domingo, 24 de junio de 2018

La momia Pepita

La momia Pepita tiene aproximadamente 2 300 años de antigüedad. La cueva en donde estaba era utilizada para guardar chivos, y el excremento de estos animales, luego de 20 años, formó una capa de 10 cm de espesor que selló el contexto arqueológico. Los artefactos localizados en dicho contexto han aportado información valiosa acerca de la población temprana en el área.

 

Tomado de Elizabeth Mejía Pérez Campos, Ximena Chávez Balderas y Raúl Chávez Sánchez, “Pepita. La momia de la Sierra Gorda de Querétaro”, Arqueología Mexicana núm. 99, pp. 70-75.

 

Texto completo en la edición impresa. Si desea adquirir un ejemplar:

http://raices.com.mx/tienda/revistas-de-la-cronica-a-la-arqueologia-AM099