• 3-ago-2021

La pandemia de viruela de1520

Elsa Malvido

La viruela

La primera pandemia de viruela tardó en llegar de Cádiz a Tenochtitlán 28 años, de 1493 a 1521, y los nativos que sobrevivieron a ella plasmaron en documentos semioccidentalizados o códices, a los cuales nos vamos a referir, los desastres que padecieron. Se ha dicho que fue un esclavo negro que venía de Cuba con Pánfilo de Narváez el que contagió a los indios al desembarcar en Veracruz. A menos de que el esclavo tuviera cinco años de edad esto resulta ser falso, pues también venían en el barco por lo menos 15 nativos caribes, quienes durante la travesía, que duró tres meses, mantuvieron viva la enfermedad o fallecieron a causa de ella.

En fin, ese grupo portador, que venía en persecución de Cortés, difundió la viruela.

Los aliados tlaxcaltecas que enfermaron perdieron la primera batalla contra los mexicas, pero sirvieron sin saberlo de reservorio y transmitieron al mundo lacustre la enfermedad. Muchos gobernantes fallecieron entonces: Cuitláhuac de México, Maxiscatzin de Tlaxcala, Totoquihuatzin de Tlacopan, Yotzintli de Tzacualtitlán-Tenanco, Xuchitzetzetlzin de Tula, mientras que otros, como Cuauhtémoc o el hijo de Maxiscatzin, no se contagiaron, lo que aún no ha sido posible explicar.

Imagen: Izquierda: Enfermos de viruela o hueyzáhuatl durante el sitio a Tenochtitlan. Códice Florentino, lib. XII, f. 53v. Reprografía: Marco Antonio Pacheco / Raíces. Derecha:

Por causa de la viruela fallecieron varios gobernantes mesoamericanos, entre ellos Cuitláhuac, tlatoani de México, quien se ve aquí ataviado como gobernante y después como bulto mortuorio rodeado por puntos rojos, que indican viruela. Muerte de Cuitláhuac. Códice Aubin, p. 86. Reprografía: Boris de Swan / Raíces.

 

Elsa Malvido. Investigadora de historia en la Dirección de Estudios Históricos del INAH. Publicó sobre demografía histórica, epidemias y rituales mortuorios en Estados Unidos, Costa Rica, Perú, Venezuela, Chile, Argentina y Europa

Esta publicación puede ser citada completa o en partes, siempre y cuando se consigne la fuente de la forma siguiente:

Malvido, Elsa, “La primera gran pandemia de viruela (1520)”, Arqueología Mexicana, núm. 101, pp. 22-27.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestra edición digital:

Las pirámides de México. Versión digital.