• 11-jul-2020

La ruta de Cortés. Los totonacas

Rosa Camelo

 

La matanza de Cholula

A partir del análisis de las diferentes características que tienen los textos de invasores e invadidos, un buen principio para conocer mejor esa parte del pasado es elaborar una crítica con la plena conciencia de que son dos formas de enfrentar el pasado y de consignarlo.

Otro punto que valdrá la pena atender es el de las relaciones de muy diverso tipo que, antes de que se presentaran los europeos, mantenían los pueblos mesoamericanos, los cuales sostenían guerras o formaban alianzas. Esto es importante porque, en general, las narraciones que se conocen están hechas a partir del punto de vista español y no del indígena. La matanza de Cholula es un buen ejemplo de esta situación.

Los hechos

Para analizar la matanza de Cholula primero habrá que sintetizar lo que comúnmente se conoce de ella. Después de atracar en Veracruz, los españoles marcharon hacia la sede de la excan tlatoloyan o Triple Alianza. En su recorrido tocaron varias poblaciones, en las cuales recabaron información sobre Tenochtitlan y su gobernante Motecuzoma.

Desde su desembarco en Veracruz habían establecido relaciones con éste por medio de los embajadores mexicas. Conforme pasaban por sitios que eran amigos o enemigos de la Triple Alianza, los informes que recibían eran contradictorios. Los totonacas, sus primeros aliados, guiaron a los españoles a Tlaxcala, población no sometida al poder de la Triple Alianza y en lucha con ella. Aunque los tlaxcaltecas resistieron la entrada en un primer momento, a la postre hicieron la paz y acordaron una alianza para ir hacia Tenochtitlan. La siguiente población importante que se encontraba en su ruta era Cholula, ciudad-santuario, centro religioso dedicado a Quetzalcóatl y rico y poderoso enclave de comerciantes. Los embajadores de Motecuzoma señalaban que la mejor ruta era la que pasaba por Cholula; los tlaxcaltecas decían que era más seguro transitar por pueblos que eran sus aliados. Cortés eligió el camino de Cholula. Los españoles fueron bienvenidos en la ciudad de Quetzalcóatl, pero después dejaron de ser proveídos de alimentos y de pastura para sus caballos y sólo se les llevaba agua y leña.

 

Rosa Camelo. Maestra en historia por la UNAM. Investigadora del Instituto de Investigaciones Históricas, UNAM. Especialista en historiografía y en historia colonial de México. Prepara un estudio sobre fray Agustín de Vetancourt, cronista franciscano del siglo XVII.

Camelo, Rosa, “La matanza de Cholula”, Arqueología Mexicana, núm. 49, pp. 52-55.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestra edición impresa: