• 13-sep-2019

Las épocas o soles nahuas

Por: Federico Navarrete Linares

Como todas las culturas humanas, los pueblos nahuas que poblaban el centro de México en el siglo XVI contaban historias sobre el origen del mundo en que vivían. Estas historias, que nosotros conocemos como mitos, relataban y explicaban cómo había sido formado su mundo con las características esenciales que lo definían, qué dioses lo habían creado y cuál era el papel de los seres humanos en él.

A los nahuas que las contaban y escuchaban, estas historias les parecían tan verdaderas como a nosotros nos parecen ciertas las que nos cuentan los científicos sobre el Big Bang y la evolución humana, o como a los europeos del siglo XVI les parecían verdaderas las historias sobre la creación del mundo contenidas en la Biblia.

El propósito de este artículo es tratar de imaginar lo que significaba para los nahuas que creían en esas historias vivir en el universo que ellas describían y definían, condenados a crearse y destruirse según los ritmos inexorables del calendario, sujetos al poder de sus múltiples dioses rivales y obligados a ofrecer su propia vida para mantener el equilibrio de todo el cosmos.

 

La primera época, la del Sol de agua

De acuerdo con el Códice Vaticano Ríos o Vaticano A, la primera época, la del Sol de agua, concluyó con una gran inundación. Chalchiuhtlicue (a), la diosa de los lagos y los ríos, baja en medio de un torrente que arrasa casas cuyos habitantes se convierten en peces (b), aunque una pareja logra salvarse en una cueva (e). Al Sol de agua, que duró 4 008 años (d), se asocia la fecha 10 agua (e), y el alimento simbólico aeeeintle, "maíz de agua"(I). La elevada talla del individuo representado en la parte inferior alude a la creencia de que los hombres de esa época habían sido gigantes (g). Códice Vaticano Ríos, f. 4v.

 

La segunda época, la del Sol de viento

En la segunda época, la del Sol de viento, el mundo fue destruido por huracanes, representados por volutas y máscaras de Ehécatl-Quetzalcóatl (a), deidad del viento que surge de un disco solar con cola de serpiente emplumada (b). Una pareja humana se salva del cataclismo refugiada en una caverna que muestra las fauces del monstruo de la tierra (e); el resto de los hombres son condenados a convertirse en monos (d). La duración del Sol de viento fue de 4 010 años (e), su fecha sagrada es 1 perro (1) y su alimento emblemático un arbusto (g). Códice Vaticano Ríos, f. 6r.

 

Federico Navarrete Linares, “Vivir en el universo de los nahuas”, Arqueología Mexicana, núm. 56, pp. 30-35.

Texto completo en la edición impresa. Si desea adquirir un ejemplar:

http://raices.com.mx/tienda/revistas--mitos-de-la-creacion-AM056