• 19-sep-2020

Población y mestizaje

Carlos Serrano Sánchez

Mestizaje y características físicas de la población mexicana

Mestizaje y diversidad somática de los mexicanos

Podemos afirmar que la población actual de México, desde el punto de vista biológico, es preponderantemente mestiza, aunque de ninguna manera uniforme. Un simple examen de algunos rasgos físicos de los habitantes de este país muestra diferencias bien marcadas, tanto si se considera su distribución regional como los niveles sociales.

Para el estudio antropológico de la población se toman en cuenta diversos aspectos, entre ellos el color de la piel, la forma y el color del cabello, las medidas corporales –como la estatura y las dimensiones relativas de la cabeza, el tronco y las extremidades–, sin olvidar algunos rasgos hereditarios menos aparentes, como los tipos sanguíneos y las características cromosómicas y moleculares.

Sin duda, los rasgos físicos de los indígenas son un referente de primer orden: tinte moreno de la piel –en grado variable–, cabello lacio y negro, ojos café oscuro, pómulos altos, cara ancha, barba rala y tronco relativamente largo. Estas características se reconocen aún en comunidades aisladas de pueblos originarios que mantienen en gran medida su herencia prehispánica, los rasgos físicos-biológicos propios de su acervo genético ancestral, pero también en los grupos urbanos de procedencia indígena asentados en las grandes metrópolis e incluso fuera de los límites territoriales del país.

En el área rural de México, en zonas donde la población nativa era densa, como el centro y sur del país, el mestizaje ha adquirido proporciones importantes, con un perfil indígena predominante. Cuando la población originaria era escasa, como en el norte, se han conservado en mayor medida las características europeas. Las características físicas de estos grupos concuerdan con las de los pueblos mediterráneos principalmente: color blanco de la piel, ojos y cabellos castaños o claros, estatura mediana, vello corporal abundante, tendencia a la calvicie masculina, etc. La población mexicana con estas características se concentra sobre todo en las ciudades de la zona norte del país, por lo general en los estratos sociales altos.

 

Carlos Serrano Sánchez. Doctor en antropología biológica por la Universidad de París. Investigador en el IIA, UNAM. Presidente de la Asociación Latinoamericana de Antropología Biológica (2002-2004). Ha publicado alrededor de 150 trabajos sobre la antropología física de la población prehispánica y los grupos indígenas contemporáneos de México.

Serrano Sánchez, Carlos, “Mestizaje y características físicas de la población mexicana”, Arqueología Mexicana, núm. 65, pp. 64-67.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestra edición impresa:

Ser humano en el México antiguo