• viernes, 16 de noviembre de 2018

¿Quién es la Reina Roja?

Fanny López Jiménez

Las investigaciones arqueológicas y epigráficas han proporcionado pistas para, a diez años de su descubrimiento, dilucidar la identidad de la Reina Roja, la señora sepultada en la tumba del Templo XIII de Palenque, Chiapas. Hoy se puede proponer que se llamaba Hun K'Anleum, “Señora 1 Telaraña”, y que fue una mujer destacada de la dinastía de Palenque, si bien muchas interrogantes esperan respuesta.

 

Hace diez años, en la zona arqueológica de Palenque, Chiapas, se llevó a cabo un descubrimiento de significativa importancia para el mundo maya y para la arqueología en general. La tumba de la Reina Roja, como ahora se le conoce, fue encontrada en la subestructura del Templo XIII, situado a un lado del Templo de las Inscripciones. en la Gran Plaza del sitio. El espíritu de la mujer enterrada podía salir a través de un “psicoducto” a visitar nuestro mundo; estaba acompañada de una máscara. ¿Quién es ella y por qué se le conoce así?

 

Contexto Histórico

En marzo de 1994, en medio de serios conflictos en el estado y en el país en general a causa del EZLN comenzamos las labores del Proyecto Especial Palenque, bajo la dirección del arqueólogo Arnoldo González Cruz. Nunca podré olvidar la sorpresa que me esperaba ese año. El 11 de abril había encontrado una tumba en el Templo de la Calavera que contenía alrededor de 700 piezas de jade (López, 2002). El mismo día hallé un templo con tres habitaciones o cámaras, como comúnmente les decimos, una de las cuales estaba sellada. Una semana después hicimos en ésta una oquedad para ver si contenía algo en su interior y nuestra sorpresa fue grande cuando vimos que se trataba de una tumba y un sarcófago; sin embargo, decidimos dejar al último la entrada a dicha cámara. Después de casi dos meses de arduos trabajos y de sueños inquietantes alrededor de lo que estaba sucediendo, ello. de junio supimos lo que había en aquella cámara cerrada: una mujer de la realeza maya yacía en el interior del sarcófago, sin una historia detrás, tan sólo su atuendo, una ofrenda cerámica y dos acompañantes. La sencillez de su entierro ha sido motivo constantes preguntas.

Este descubrimiento trajo inmediatamente el recuerdo del hallazgo de una tumba y un sarcófago localizados dentro del Templo de las Inscripciones. Los restos correspondían a Pakal, el gobernante más importante de Palenque, y el descubridor fue el Dr. Alberto Ruz. Éste, que comenzó aquella temporada de 1949 sin saber lo que le esperaba años más tarde, había leído en los informes de Frans Blom sobre una misteriosa lápida en el piso del Templo de las Inscripciones; en 1952, Ruz fue el afortunado descubridor de la famosa tumba de Pakal (Ruz, 1992).

Hacemos referencia constante a este descubrimiento debido a que la Reina Roja. como ya se mencionó, se localizó a un costado del Templo de las Inscripciones, y por lo tanto su relación con Pakal era inevitable; además, en esta plataforma habían trabajado, antes que yo, los arqueólogos Alberto Ruz, en los cincuenta, y Jorge Acosta, en los setenta. Por las tardes revisaba una y otra vez los informes de Ruz y de Acosta, y no me explicaba cómo era posible que me hubieran dejado tal regalo, lo cual no me desagradó en lo más mínimo.

 

¿Quién es el personaje?

Desde el momento del descubrimiento tuve la osadía de decir que se trataba de una mujer, sin haber abierto el sarcófago; ahí entendí que la intuición femenina es más de lo que podemos suponer, pero también, por una reprimenda de mi director en ese entonces, Amoldo González, que no debí decir nada antes de tiempo, pues las deducciones y las historias, que se armaron como en una novela, hablaban de que tal vez se trataba de la mamá, de la hija, de la esposa, de la novia o de la concubina de Pakal; esta última deducción explicaría el que no hubiera inscripción jeroglífica, pues debía permanecer en el anonimato su relación con el gobernante. Sin embargo, cuando Arturo Romano, antropólogo físico, contestó a mi pregunta: “¿Qué es, maestro?”, recuerdo que volteó a verme con la serenidad que lo caracteriza y me dijo: “Es mujer”. Sentí un vuelco en el corazón y a partir de entonces traté de indagar quién fue la Reina Roja. nombre que se debe que la mujer tenía un rico atuendo y estaba pintada de rojo con un mineral llamado cinabrio.

En el IV Congreso Internacional de Mayistas, realizado en Antigua Guatemala, llevé una propuesta sobre la identidad de la Reina Roja. En mi afán de tratar de saber quién era, elaboré una lista de las mujeres con cargos importantes en la historia dinástica de Palenque y comparé fechas.

De esta manera descarté la posibilidad de que fuera la señora Kan al Tkal (que murió en 604 d.C.), o Zack Kuk (muerta en 640 d.C.), o Ahpo Ilel (que murió en 672 d.C.), abuela, la, madre y esposa, respectivamente, de Pakal. Las fechas de entronización y muerte que se tienen de estas señoras son muy tempranas en relación con los materiales cerámicos y la estructura arquitectónica que acompañaban a la Reina; yo buscaba mujeres sobresalientes a partir de la muerte de Pakal (683 d.C.), pues la construcción de la Plataforma Oeste, donde se encontró la Reina Roja, es posterior al Templo de las Inscripciones.

 

Fanny López Jiménez. Arqueóloga por las ENAH. Investigadora del Programa de Investigaciones Multidisciplinarias de Mesoamérica y el Sureste, IIA, UNAM.

 

López Jiménez, Fanny, “¿Quién es la Reina Roja?”, Arqueología Mexicana núm. 69, pp. 66-69.

 

Texto completo en la edición impresa. Si desea adquirir un ejemplar:

http://raices.com.mx/tienda/revistas-magia-y-adivinacion-AM069