• 18-sep-2021

Sacrificios en el Templo Mayor

Xavier Noguez

Códice Telleriano-Remensis. Folio 39r

Se trata de una de las más polémicas secciones de la parte histórica de la pictografía. El f. 39r registra los eventos ocurridos en 1485 (6 casa), 1486 (7 conejo) y 1487 (8 caña), años registrados mediante cartuchos en azul y rojo en la parte superior. El primer conjunto (1486) da noticia de la transición de gobierno en Tenochtitlan, cuando Tízoc (glifo onomástico de piedra atravesada por una espina) muere y sube al trono su hermano menor Ahuízotl o Ahuítzotl (la glosa define al nombre como “cierto animal del agua”). En el año siguiente se hace una exposición detallada de lo sucedido al momento de la reinauguración de una de las fases constructivas del Templo Mayor tenochca, aquí pintado con las capillas de Tláloc y Huitzilopochtli erróneamente ubicadas.

Ante la presencia del nuevo hueitlatoani, se da noticia de la procedencia y número de sacrificados en esta muy especial ceremonia: dos bolsas de tabaco o copal (xiquipilli o numeral 8 000) y diez cabellos (tzontli o numeral 400) fijan la increíble suma de 20 000 víctimas procedentes de varios lugares que habían sido recientemente invadidos como Cuetlaxtlan (Cotastla), Tzapotitlan o Tetzapotitlan, ambos en la Huasteca. Además, se especifica que fue capturado un gobernante de nombre Mazatecuhtli, procedente de Xiuhcóac. Se agregan también los símbolos de la ceremonia de fuego nuevo, consistentes en una vara, adornada con pluma y plumón, que taladra un pedazo de madera. Sobre esta misma ceremonia existe una lápida de serpentina, ahora parte de la colección de la Sala Mexica del Museo Nacional de Antropología, que agrega una fecha adicional sin marco: 7 caña, misma que ha sido sujeta a debates respecto a su significado (¿un día específico del año 8 caña?). Aquí, y como una representación metahistórica y atemporal, aparecen juntos Tízoc y Ahuítzotl, ataviados como sacerdotes, practicando un ritual de autosacrificio de sangre. Sabemos que el proyecto reconstructivo lo inicio Tízoc en 1483. Definitivamente, la mayoría de los estudiosos han puesto en duda la exagerada cantidad de sacrificados. La glosa que acompaña a las pictografías menciona 4 000 hombres. Sería una carnicería humana muy difícil de manejar en la realidad, como lo han probado los estudios de antropología física y arqueología.

Imagen: Izquierda: Códice Telleriano-Remensis, f. 39r. Derecha: Piedra de la Dedicación. En la parte superior aparecen los tlatoque Tízoc y Ahuítzotl (Ahuízotl), responsables de la reconstrucción; abajo, la fecha año 8 caña (1487), día 7 caña. Museo Nacional de Antropología. Reprografía y Foto: Marco Antonio Pacheco / Raíces.

 

Xavier Noguez. Profesor-investigador de El Colegio Mexiquense, dedicado al estudio y publicación de códices coloniales del centro de México.

Esta publicación puede ser citada completa o en partes, siempre y cuando se consigne la fuente de la forma siguiente:

Noguez, Xavier, “El Templo Ehécatl-Quetzalcóatl del recinto sagrado de México-Tenochtitlan”, Arqueología Mexicana, núm. 108, pp. 72-77.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestras ediciones impresa o digital:

Restauración y arqueología. Versión impresa.