• 22-oct-2020

Sepulcros de perros

Roberto García Moll

Los perros en Tlatilco, estado de México

Los perros

Si consideramos la historia evolutiva de la familia canidae (Canis lupus familiaris), que es la especie localizada en Tlatilco, ésta se encuentra relacionada con la mayoría de las actividades productivas y religiosas, debido a que los perros fueron localizados en distintos contextos arqueológicos, como formaciones trunco-cónicas, enterramientos humanos, aislados o bien en la basura de la aldea en general.

No obstante, Tlatilco aún plantea muchas interrogantes tanto desde el punto de vista cultural como temporal, las cuales, a partir del replanteamiento de su función, adquieren dentro de un contexto mayor un claro significado. Una de las preguntas para la cual aún no tenemos una respuesta puntual es la relacionada a los enterramientos de los 24 perros localizados en la IV temporada de trabajo, los que –de acuerdo con el análisis de laboratorio realizado por Ticul Álvarez (1976, pp. 11-12) – se presentan en un alto porcentaje respecto de los 214 entierros humanos recuperados, entre primarios y secundarios, de lo que se concluye que junto con los restos de tortuga y venado cola blanca deben haber formado parte de la alimentación de los habitantes de Tlatilco. Aunque, desde nuestro punto de vista, hay una diferencia cultural, debido a que un porcentaje alto de los enterramientos de perros se encontraron en relación anatómica, asociados a entierros humanos, y otros estaban aislados, con ofrendas o sin ellas.

 

Roberto García Moll (1943-2015). Arqueólogo. Fue Investigador de la Dirección de Estudios Arqueológicos del INAH. Miembro del Comité Científico-Editorial de esta revista.

García Moll, Roberto, “Los perros en Tlatilco, estado de México”, Arqueología Mexicana, núm. 125, pp. 44-47.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestras ediciones impresa o digital:

El perro mesoamericano. Versión impresa.

El perro mesoamericano. Versión digital.