• 21-nov-2019

Teopancazco: un conjunto residencial teotihuacano

Linda Manzanilla

El objetivo principal de las excavaciones en Teopancazco –realizadas con una metodología interdisciplinaria- es conocer la forma de vida de la elite teotihuacana, mediante el estudio de actividades realizadas en sus casas.

 

Tanto por su extensión como por su grado de planificación urbana, Teotihuacan fue el desarrollo urbano de mayor relevancia en el Nuevo Mundo. Asimismo, durante los primeros seis siglos de la era cristiana fue un centro estratégico por los recursos que poseía; un asentamiento de gran magnitud y complejidad que albergaba distintos estamentos sociales -como artesanos y burócratas- y grupos étnicos; un centro de intercambio macrorregional; la capital de un Estado; un sitio de peregrinación, y un modelo del cosmos mesoamericano.

 

Una investigación interdisciplinaria

Con una metodología interdisciplinaria -también empleada en otro conjunto habitacional de clase baja en la periferia noroeste de la gran metrópoli prehispánica (Manzanilla, 1993; 1996)-, excavamos extensivamente el conjunto residencial de Teopancazco ("casa de barrios" o "casa del alfarero"), localizado al sureste de la ciudad. Así, se recopiló información química de los pisos de estuco; de polen, fitolitos y semillas, para comprender la flora; de restos óseos de fauna, para entender la utilidad de los anima les; de restos óseos humanos, para estudiar la morfología, las patologías y las prácticas culturales de los teotihuacanos. De los restos óseos también se obtuvo información genética, para establecer posibles lazos de parentesco; se analizaron isótopos de estroncio, para estudiar a individuos migrantes: y se elaboraron mapas de distribución de los materiales arqueológicos: cerámica, lítica (obsidiana principalmente), hueso, concha, etc. De esta manera se hizo la anatomía de un conjunto habitacional teotihuacano de clase media alta en los niveles ocupacionales correspondientes a los siglo IV, V y VI de la nuestra era, y se confirmó el potencial de esta metodología para evaluar formas de vida del pasado.

Teopancazco fue el primer conjunto habitacional teotihuacano que se exploró en el valle de Teotihuacan. Leopoldo Barres excavó en 1884 un patio de 6 m por lado y algunos cuartos con pintura mural asociada, en especial representaciones de procesiones de sacerdotes frente a altares y algunos guerreros ( Gamio, 1922; De la Fuente, 1996). El conjunto se encuentra en el cuadro S2E2 del mapa de René Millon (1973) y probablemente tiene 60 por 60 m. Pertenece, según el propio Millon, a la fase Tlamimilolpa, aunque lo trabajado por nosotros corresponde principalmente a las fases Xolalpan y Metepec (350- 600 d. C.).

El objetivo principal del proyecto en Teopancazco es conocer la forma de vida de la elite teotihuacana, mediante el estudio de actividades realizadas en sus casas. Nuestras excavaciones en el conjunto residencial comenzaron en octubre de 1997, como parre del proyecto “Teotihuacan: elite y gobierno", y hasta ahora se han realizado diez temporadas de campo.

 

Linda Manzanilla. Doctora en arqueología, investigadora del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM y profesora de la ENAH. Ha publicado 12 libros y 104 artículos y capítulos. Ha recibido varios premios nacionales e internacionales.

 

Manzanilla, Linda, “Teopancazco: un conjunto residencial teotihuacano”, Arqueología Mexicana núm. 64, pp. 50-53.

 

Texto completo en la edición impresa. Si desea adquirir un ejemplar:

http://raices.com.mx/tienda/revistas-teotihuacan-AM064