• 27-nov-2020

Bultos sagrados mayas

Maricela Ayala Falcón

Bultos sagrados de los ancestros entre los mayas

Las primeras investigadoras que identificaron los bultos en el arte maya fueron Tatiana Proskouriakoff (1963-1964) y Merle Greene (1972), quienes al observar los dinteles 1, 5, 7, 32, 53 y 54 de Yaxchilán, Chiapas, señalaron que en dichas escenas se podía observar al gobernante de la ciudad en turno y frente a él a una mujer, generalmente una de sus esposas, sosteniendo entre las manos un objeto de material ligero, dado que en ocasiones lo cargan con una mano, y que estaba atado. Por eso llamaron a esos objetos “bultos”.

La forma y el contenido de los bultos mayas debió ser muy diverso, ya que atendían a diferentes actividades. Si comparamos las escenas de Yaxchilán con la información histórica, podemos asumir que el contenido debió ser el de objetos utilizados en los rituales de matrimonio, finales de ciclo y entronizaciones, como los que observamos en las imágenes del Grupo de las Cruces, Palenque, Chiapas, donde K’inich Janahb’ Pakal, ya muerto, está vestido como bulto mortuorio y entrega diversos objetos a su hijo Kan B’ahlam, quien en los tres casos muestra un bulto abierto que contenía la imagen de Unen Kawiil, el dios de los linajes. El otro hijo de Pakal, K’an Joy Chitam, se hizo representar en el Tablero del Palacio de Palenque con sus padres (ya muertos), y ahí su madre le entrega un bulto que contenía las insignias de la guerra: un cuchillo excéntrico y un escudo

 

Maricela Ayala Falcón. Doctora en historia. Investigadora especializada en epigrafía maya en el Centro de Estudios Mayas del Instituto de Investigaciones Filológicas, UNAM; imparte el curso “Introducción a los textos mayas” y el “Seminario de epigrafía maya” en la Facultad de Filosofía y Letras, UNAM.

Ayala Falcón Maricela, “Bultos sagrados de los ancestros entre los mayas”, Arqueología Mexicana, núm. 106, pp. 34-40.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestras ediciones impresa o digital:

El culto a los ancestros. Versión impresa.