• sábado, 11 de agosto de 2018

El cuecuechcuícatl: ¿un canto erótico de origen huasteco?

Canto "travieso" que se cantaba y danzaba principalmente en contextos rituales para propiciar la fertilidad de las plantas, el cuecuechcuícatl tenía un carácter erótico, "obsceno". La traducción castellana que los frailes dieron generalmente al vocablo cuecuechcuícatl, "baile cosquilloso o de comezón" (Durán), fue probablemente sugerida por sus auxiliares indígenas nahuatlatos. Cuecuetzoca significa de hecho "tener comezón". Sin embargo, encontramos en el campo semántico del vocablo otras nociones, afines a ésta, pero que sugieren un uso más extenso de la palabra, así como una funcionalidad más específica de su referente vocal y dancístico.

Cuecuech podría venir de cuecuetzoa, que tiene el sentido más general de "emocionarse", "conmoverse", o podría constituir la duplicación de cuechtli, "caracolillo", paradigma simbólico de la fertilidad y de la sexualidad en el mundo náhuatl prehispánico. Cabe recordar que en las instancias festivas en las que se cantaba el cuecuechcuícatl, los danzantes ostentaban este tipo de caracoles.

Por otra parte, los huastecos (cuexteca) podrían, también, haber sido epónimos de este género expresivo. En efecto, desde la época de los toltecas, esta cultura se había vuelto el emblema de la sexualidad.

Si consideramos que los sonidos x y eh son variantes de pronunciación en ciertas palabras náhuatl, la traducción de cuecuechcuícatl podría ser "canto de huastecos". La presencia reiterada del topónimo huasteco Panotla en este tipo de cantos tiende a confirmar esto.

Se colige de lo anterior que si bien la fama de los huastecos tenía algo de real, el juicio de valor emitido por los conquistadores es erróneo e injusto, ya que desconoce el marco axiológico en que se efectuaban las prácticas sexuales aquí aludidas.

Más que "proverbial”, la sexualidad de los huastecos se volvió mitológicamente arquetípica y se integró como tal a los programas mítico rituales de los pueblos nahuas del Altiplano Central.

 

Patrick Johansson. Doctor en letras por la Universidad de París (Sorbona). Investigador del Instituto de Investigaciones Históricas y profesor de la licenciatura náhuatl en la Facultad de Filosofía y Letras, ambos en la UNAM.

 

Tomado de Patrick Johansson, “Erotismo y sexualidad entre los huastecos”, Arqueología Mexicana núm. 79, pp. 58-64.

 

Texto completo en la edición impresa. Si desea adquirir un ejemplar:

http://raices.com.mx/tienda/revistas-los-huastecos-AM079