• sábado, 18 de mayo de 2019

El Panel 3 de Piedras Negras. Historias desafiantes y recuerdos ignominiosos

Sara Isabel García Juárez y Guillermo Bernal Romero

El monumento revela detalles desconocidos de la historia local y de las graves disputas internas que en aquel entonces desgarraban al vecino señorío de Yaxchilán. El 27 de julio de 749 Pawaaj K’an Ahk II festejó su primer k’atun (7 200 días) como gobernante de Piedras Negras (Yokib). A esta celebración asistió un distinguido visitante: Sak Jukuub Yopaat Bahlam, jerarca máximo de Yaxchilán (Pa’chan), señorío con el que Yokib tenía un largo historial de confrontaciones. La presencia de Sak Jukuub en el festejo puede parecer extraña, pero podemos explicarla a partir de ciertos conflictos que en ese entonces ocurrían en la dinastía de Yaxchilán, aspecto que abordaremos más adelante.

La celebración se prolongó dos días, hasta el 29 de julio, cuando Pawaaj K’an Ahk “danzó con Ehm Mo’ (‘la Guacamaya Descendente’)”, ave que representaba al Sol en su caída por el occidente. Suponemos que ejecutó la danza durante el ocaso, cuando quizá personificó al dios solar en su aspecto crepuscular. El texto asienta que en el atardecer del mismo día ocurrió la “libación de la embriagante bebida de cacao”, convite plasmado en la escena. La inscripción de la cortina inicia con la expresión ha’ tak cha’an, “ése es el grupo de la fiesta o ceremonia”, alusiva al pleno de los altos funcionarios representados (García Juárez, 2016, pp. 173-175).

El arte del poder: la escena y sus personajes

La figura central es Pawaaj K’an Ahk, quien apare- ce sentado sobre un trono de piedra, cuyo respaldo está forrado con pieles de jaguar y serpiente. Su faldellín está bordado con representaciones del dios K’awiil y de la “Bestia de Marte”, símbolos del poder dinástico. La acuarela reconstructiva de Baker muestra al gobernante sujetando una lanza, que debe ser “la lanza afilada del resplandeciente quetzal de Bik’iil fue un fuego” mencionada en el texto de la cortina.

Seis de los siete personajes sedentes situados frente al trono son funcionarios subordinados que regían el señorío de Yokib en 749. Por su cercanía con el gobernante, el más privilegiado es Ich’aak Hix Xa’ Xook (personaje 2), quien poseía el cargo de ti’ sak hu’un, de carácter ceremonial. Los ti’ sak hu’un habitualmente participaban en celebraciones katúnicas y otros ritos calendáricos.

 

Sara Isabel García Juárez. Licenciada en historia y pasante de la maestría en estudios mesoamericanos (UNAM). Ganadora de los premios “Alberto Ruz Lhuillier” (UNAM, 2016) y “Francisco Javier Clavijero”, por la mejor tesis de licenciatura en el área de historia y etnohistoria (INAH, 2017).

Guillermo Bernal Romero. Doctor en estudios mesoamericanos (UNAM). Investigador de tiempo completo del Centro de Estudios Mayas, Instituto de Investigaciones Filológicas, UNAM.

 

García Juárez, Sara Isabel y Guillermo Bernal Romero, “El Panel 3 de Piedras Negras. Historias desafiantes y recuerdos ignominiosos”, Arqueología Mexicana, núm. 156, pp. 72-83.

Texto completo en las ediciones impresa y digital. Si desea adquirir un ejemplar:

https://raices.com.mx/tienda/revistas-el-cosmos-y-el-gran-acuifero-maya-...

https://raices.com.mx/tienda/revistas-el-cosmos-y-el-gran-acuifero-maya-AM156-digital