• 27-nov-2020

El templo de Tezcatlipoca

Diego Matadamas et al.

La escultura del dios del pulque del Antiguo Palacio del Arzobispado de la Ciudad de México

En 1994, un equipo del Programa de Arqueología Urbana, dirigido por la arqueóloga Laura del Olmo y coordinado por Eduardo Matos Moctezuma, realizó nuevas excavaciones para restaurar los ya constantes agrietamientos de los muros y los pisos. Bajo la escalinata principal del edificio virreinal fue encontrada parte de la fachada oeste del Templo de Tezcatlipoca, la cual tenía empotrada una cabeza de basalto que inicialmente fue identificada como una versión juvenil de Tezcatlipoca o de Tonatiuh.

En dicho espacio se exhibió al público durante varios años la escultura y parte del muro del templo. Desafortunadamente, el agua del subsuelo a poca profundidad hizo que el área fuera clausurada. Con la finalidad de hacer el registro preciso de la efigie, miembros del Proyecto Templo Mayor dirigidos por el Dr. Leonardo López Luján, nos dimos a la tarea de analizarla, hacer el diagnóstico de su estado de conservación y realizar una limpieza mecánica para retirar materiales acumulados en su superficie, como hongos y restos de pintura contemporánea.

 

Diego Matadamas. Arqueólogo por la ENAH. Miembro del Proyecto Templo Mayor.

Mirsa Islas Orozco. Arqueóloga por la ENAH. Miembro del Proyecto Templo Mayor.

Martha Soto Velázquez. Restauradora por la ENCRyM. Labora en el Museo Nacional de las Intervenciones.

Matadamas, Diego, Mirsa Islas Orozco, Martha Soto Velázquez, “La escultura del dios del pulque del Antiguo Palacio del Arzobispado de la Ciudad de México”, Arqueología Mexicana, núm. 137, pp. 76-80.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestras ediciones impresa o digital:

Los mayas del Petén. Versión impresa.

Los mayas del Petén. Versión digital.