• sábado, 17 de noviembre de 2018

Huellas digitales en cerámica prehispánica

Carlos Serrano Sánchez

Las huellas digitales impresas en cerámica u otros restos arqueológicos han sido estudiadas con el fin de determinar el sexo del artesano, y para obtener inferencias sobre división del trabajo y organización social.

 

Desde tiempos inmemoriales la percepción de la forma y función de las manos fue motivo de curiosidad y reflexión de los seres humanos. Para el hombre prehistórico, la mano ocupaba un lugar preponderante en la lucha por la supervivencia y la explotación de los recursos naturales: en las pinturas rupestres, desde el Paleolítico, aparecen con frecuencia manos que testimonian y proyectan con nitidez la presencia humana. Así, para su espíritu observador, no resultó indiferente la presencia en la superficie de las manos de los dibujos formados por las crestas dérmicas, que con relativa facilidad pueden apreciarse a simple vista y que con frecuencia quedan plasmados y visibles sobre algunos objetos que se tocan.

Estos relieves dérmicos, o dermatoglifos (derma, "piel"; glyphe, "dibujo"), constituyen expresiones anatómicas que tienen una base hereditaria y responden a una función táctil de la piel en la aprehensión de objetos. Son caracteres que no son modificado por e l ambiente, se mantienen inalterables en su forma desde la séptima semana de gestación y sólo cambia su tamaño por el crecimiento físico del individuo. Presentan, además, algunas diferencias en su expresión de acuerdo con el sexo.

La manifestación variable y peculiar de las huellas digitales fue objeto de estudio primero de anatomistas y más tarde de criminólogos,  antropólogos y genetistas, ya que fue evidente su utilidad para la identificación personal y para el estudio de parentescos biológicos entre poblaciones así como indicadores tempranos de alteraciones congénitas y síndromes genéticos.

A pesar de su individualidad , absoluta, que permite emplear las huellas digitales para la identificación personal, por su forma los dermatoglifos pueden ser agrupados y clasificados en categorías simples. Los dibujos básicos con arcos, las presillas y los torbellinos. En una impresión palmar de pueden examinar otras características, como los surcos de flexión, objeto de análisis antropológico, y popularizados en los esquemas de la quiromancia, que pretende encontrar en la palma de la mano correspondencias planetarias.

 

Carlos Serrano Sánchez. Doctor en antropología biológica por la Universidad de Paris. Director del IIA, UNAM. Presidente de la Asociación Latinoamericana de Antropología Biológica. Ha publicado numerosos trabajos sobre antropología física de la población prehispánica y los grupos indígenas contemporáneos de México.

 

Serrano Sánchez, Carlos, “Huellas digitales en cerámica prehispánica”, Arqueología Mexicana núm. 71, pp. 40-41.

 

Texto completo en la edición impresa. Si desea adquirir un ejemplar:

http://raices.com.mx/tienda/revistas-manos-y-pies-AM071