• 2-dic-2020

La Noche Triste, una leyenda

Carlos Javier González González, Leonardo Morlet Flores

Hurgando en el origen de una leyenda. El llanto de Cortés y el Árbol de la Noche Triste

En las últimas horas de la madrugada del 1 de julio de 1520, varios contingentes de españoles, tlaxcaltecas y otros indígenas aliados, quienes unas horas atrás habían salido huyendo del Palacio de Axayácatl o Casas Viejas, cruzaron por Popotla, situado en la ribera occidental del lago y paso obligado para llegar a Tlacopan o Tacuba, punto final en la calzada del mismo nombre. En ese lugar, muy cerca de la actual calzada México-Tacuba (que corresponde al trazo de la calzada prehispánica) se encuentran las ruinas de lo que fue un frondoso y hermoso ahuehuete bajo el cual, según reza la tradición, Hernán Cortés se sentó a llorar la desventura de aquella noche, conocida como la Noche Triste.

Este texto no responde a una inquietud por dilucidar la veracidad de dicha tradición ya que, de entrada, admitimos su condición de leyenda. Más bien, la intención es tratar de aclarar cuándo y dónde surgió. Considerando siempre que ésta es una primera aproximación, podemos aventurar que se trata de una tradición tardía, pues no parecen existir evidencias escritas antes de la segunda mitad del siglo XIX respecto al famoso ahuehuete como mudo testigo del llanto de Cortés. En cuanto a dónde pudo haberse gestado, persisten muchas dudas. Comenzamos por preguntarnos si realmente lloró el conquistador esa noche y dimos prioridad, como es lógico, a las fuentes del siglo XVI. El protagonista mismo, en sus Cartas de relación, nada dice al respecto, pero además –y queremos hacerlo notar desde ahora– no expresa ningún pesar o emoción en su relato sobre la huida de la llamada Noche Triste, a diferencia de algunos otros momentos descritos en sus Cartas.

 

González González, Carlos Javier y Leonardo Morlet Flores, “Hurgando en el origen de una leyenda. El llanto de cortés y el árbol de la noche triste”, Arqueología Mexicana, núm. 163, pp. 66-721.

Carlos Javier González González. Arqueólogo por la ENAH y doctor en estudios mesoamericanos por la UNAM. Profesor investigador del Museo del Templo Mayor.

Leonardo Morlet Flores. Pasante de la licenciatura en historia de la ENAH. Integrante del Departamento de Curaduría del Museo del Templo Mayor, INAH.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestra ediciones impresa o digital:

La Noche Triste de 1520. Versión impresa.

La Noche Triste de 1520. Versión digital.