• 27-nov-2020

La Pirámide del Sol

Alejandro Sarabia González

Más de cien años de exploraciones en la pirámide del sol

La Pirámide del Sol

El edificio más grande de la antigua ciudad de Teotihuacan cubre un área de 5.06 ha y alcanza una altura de 65 m, con una base de 225 m por lado. Sobresale de la topografía del valle y es posible apreciarlo a varios kilómetros de distancia. Su monumentalidad se debe a un volumen que alcanza el millón de metros cúbicos y es sin duda un monumento extraordinario.

Tal singularidad se debe al proyecto de sus constructores, que la diseñaron como parte de un sistema urbano único en la historia del hombre: la gran ciudad de Teotihuacan, cuya construcción, iniciada cuando menos desde 100 a.C., se extendió unos siglos después hasta ocupar un área total de 22 km cuadrados.

No es posible plantear una explicación sobre la Pirámide del Sol sin tomar en cuenta la ciudad y la planificación urbana de la que forma parte. La ciudad es la materialización de un proyecto urbano basado en un sistema general y estructurado en unidades urbanas menores, todo bajo el mismo concepto espacial y funcional. La Pirámide del Sol, al igual que otros grandes monumentos como la Pirámide de la Luna y la Ciudadela, se encuentra en el centro administrativo de la ciudad.

El aspecto original del gran edifico era radicalmente diferente del actual, pues estaba compuesto de amplios taludes acabados con gruesos aplanados pintados en cuatro grandes basamentos piramidales, tal como han demostrado los trabajos a cargo de el arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma.

La Pirámide del Sol fue construida aproximadamente en el primer siglo de nuestra era. Aun cuando sufrió algunos cambios posteriores, fue construida en un solo momento y al parecer no cuenta con subestructuras, aunque la plataforma adosada a su fachada principal presenta tres subestructuras. Si bien se conocen los materiales y el sistema constructivo empleados, hasta la fecha se ignora la organización social que supuso la planeación y ejecución del proyecto, así como el tiempo requerido para su construcción, el motivo de sus dimensiones, su ubicación en la ciudad, su orientación y demás aspectos urbanos. La relación entre la gran pirámide y otros elementos arquitectónicos, como la gran plataforma que la rodea, el túnel que se encuentra por debajo del monumento, la distancia respecto a otros grandes monumentos, son aspectos que están por resolver.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestra ediciones impresa o digital:

Guanajuato: historia y arqueología. Versión impresa.