• 19-nov-2019

La Playa, Sonora

John Carpenter Slavens

El sitio de La Playa tiene una historia de alrededor de 10 000 años de ocupación. Entre los vestigios localizados destacan grandes cantidades de concha marina –señal de que la producción de ornamentos de concha fue una de las actividades más comunes– y más de 1 300 hornos –cuya gran mayoría parece reflejar actividades de tipo doméstico–, lo que indica que se trata del elemento arqueológico predominante.

 

La Playa es uno de los sitios arqueológicos de mayor extensión y uno de los más espectaculares del Norte de México y el Suroeste de Estados Unidos. Se localiza cerca del pueblo de Trincheras, Sonora, a 515 msnm y sobre un área de aproximadamente 12 km2. La mayor parte de los vestigios culturales del sitio se encuentra en los sedimentos del abanico aluvial que se forma en el pie de monte de la Sierra Boquillas, que abarca 4 km de largo (este-oeste) por 2 de ancho (norte-sur). Los vestigios han sido expuestos debido a la gran erosión, aunque el sitio continúa algunos kilómetros hacia el oeste y el norte.

Como parte del Proyecto Arqueológico La Playa, dirigido por quien esto escribe junto con Elisa Villalpando (Centro inah Sonora) y James Watson (Universidad de Arizona), se han investigado aproximadamente 530 elementos arqueológicos, entre ellos alrededor de 283 entierros humanos (250 inhumaciones y 33 cremaciones), 30 entierros de perros y 114 hornos. Además, hemos documentado un paleosuelo del Pleistoceno en el que se encontraron restos de mamut, bisonte, camello, caballo, antílope, venado, jabalí y tortugas terrestres.

 

Cronología

 

Con base en nuestras investigaciones, hemos propuesto que el sitio de La Playa tiene una larga historia de alrededor de 10 000 años de ocupación.

Pleistoceno Terminal (ca. 12500-8500 a.C.) y Holoceno Temprano (8500-5500 a.C.). Entre los materiales arqueológicos paleoindios se localizaron una punta de proyectil Clovis, actualmente en una colección privada, otra punta Clovis cuya base se fracturó antes de acanalarla y dos percutores de asta fosilizados. También se recuperaron por lo menos cuatro puntas de proyectil del tipo Pedúnculo Contraído. Debe señalarse que tipos de puntas similares se encuentran dispersas por todo el oeste de Estados Unidos, las cuales tienen fechas que van de 8700 a 5000 a.C.

Holoceno Medio (5500-2500 a.C.). Tradicionalmente, el Holoceno Medio ha sido considerado como un periodo altitermal, en el cual la temperatura se elevó y las lluvias disminuyeron, lo que provocó condiciones ambientales adversas. La ausencia de componentes arqueológicos de este periodo en el desierto de Sonora parece corroborar la teoría que plantea la existencia de condiciones ambientales inhóspitas. 

Es posible que el sitio de La Playa haya estado ocupado por lo menos de manera intermitente durante el periodo altitermal.

El Holoceno Tardío (2500 a.C.-200 d.C.). La ocupación del valle de Boquillas se incrementó considerablemente en este periodo, lo cual parece coincidir con el regreso a condiciones climáticas más favorables, que prevalecieron hacia 3500 a.C. Cerca de 13% de las puntas de proyectil son tipos correspondientes a la primera parte del Holoceno Tardío (antes del periodo Agricultura Temprana), entre ellas cuatro puntas Chiricahua (2800-500 a.C.), 27 puntas Cortaro (2300-300 a.C.) y dos puntas Gypsum (2500 a.C.-500 d.C.). 

 

Carpenter Slavens, John, “La Playa, Sonora”, Arqueología Mexicana núm. 97, pp. 50-53.

 

 John Carpenter Slavens. Doctor en antropología por la Universidad de Arizona. Investigador del Centro INAH Sinaloa, comisionado a la Dirección de Estudios Arqueológicos, y profesor de posgrado en la ENAH.

 

Texto completo en la edición impresa. Si desea adquirir un ejemplar: http://raices.com.mx/tienda/revistas-las-culturas-de-sonora-AM097