• 29-nov-2020

La rueda en Mesoamérica

Javier Urcid

El concepto de la rueda en Mesoamérica

En círculos de especialistas y no especialistas persiste la pregunta de por qué no se inventó la rueda en Mesoamérica, una pregunta que implícitamente presupone dos ideas perniciosas: 1) que los cambios tecnológicos son parte de un desarrollo acumulativo y unilineal del intelecto humano, desligado de un contexto social, político y económico, y 2) que el concepto que subyace al uso de la rueda sólo es aplicable a tecnologías de transporte mecanizadas o motorizadas. De ahí que la ausencia de medios de acarreo rodantes en la época prehispánica se use para comparar en forma paternalista los logros de diversas civilizaciones, perpetuando así una perspectiva occidental y colonialista en el estudio de las antiguas culturas mesoamericanas.

El concepto del movimiento giratorio

En una publicación relevante encabezada por Alfonso Caso, y con contribuciones de Matthew Stirling, Samuel Lothrop, Eric Thompson, José García Payón y Gordon Ekholm, titulada “¿Conocieron la rueda los indígenas mesoamericanos?” (1946), Caso argumenta cómo el concepto del movimiento giratorio tiene, además de su implementación en tecnologías de transporte, aplicaciones variadas como la del malacate para torcer el hilo, el fondo esférico como base para manufacturar manualmente recipientes de cerámica, troncos de madera para deslizar enormes bloques de piedra u otros objetos pesados, y los posibles rodillos de piedra caliza que aparentemente se usaron como aplanadores y niveladores en la construcción de caminos en ciertos lugares de la península de Yucatán. A ello se puede sumar la impresión mediante sellos cilíndricos (De Borhegyi, 1970) y el uso del taladro (para hacer fuego, ahuecar vasijas pétreas, horadar ornamentos de diversos materiales o para realizar trepanaciones).

En esa misma publicación, Caso y sus colegas también destacaron los pocos ejemplos conocidos en ese entonces de figurillas y silbatos de barro que representaban diversos animales y que se habían encontrado junto con pequeños discos cerámicos con una perforación al centro. Caso, Stirling y Ekholm argumentaron convincentemente que esos ejemplos debieron ser originalmente objetos rodantes que tenían ejes de palo –la madera había sido destruida con el tiempo– y cuatro ruedas.

 

Javier Urcid. Doctor en antropología por la Universidad de Yale. Profesor asociado en el Departamento de Antropología de la Universidad de Brandeis, Boston, Massachussetts.

Urcid, Javier, “El concepto de la rueda en Mesoamérica”, Arqueología Mexicana, núm. 147, pp.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestras ediciones impresa o digital:

Las costas de México en la época prehispánica. Versión impresa.

Las costas de México en la época prehispánica. Versión digital.