• 27-nov-2020

Llegaron el viernes santo de 1519

Raúl Barrera Rodríguez

¿Eran teúles los soldados españoles?

Encuentro entre mensajeros mexicas y la expedición de Hernán Cortés

Presintiendo el retorno de más navíos, Moctezuma Xocoyotzin ordena construir atalayas con guardias apostados en diferentes partes de la costa para que vigilaran e informaran anticipadamente de la llegada de más forasteros. De esa manera al año siguiente, el 13 conejo, se atestiguó el esperado arribo de las embarcaciones forasteras. Tan pronto supo la noticia, Moctezuma envió principales a que recibiesen con un gran presente al legendario Quetzalcóatl, quien de acuerdo con la tradición se había ido por mar hacia el oriente y desde ese mismo lugar había regresado (Sahagún, 1999, pp. 724-725).

Se trataba de los barcos españoles al mando de Hernán Cortés, que llegaron a San Juan de Ulúa el viernes santo de 1519. Estando cerca de la costa, los mensajeros mexicas arriban en canoas hasta el barco donde se encontraba Cortés, a quien le colocan los atavíos propios de Quetzalcóatl, que incluyen una máscara en forma de serpiente elaborada con turquesas. Es decir, fue considerado como algo sagrado. A cambio, Cortés ordena que se pongan hierros en los pies y en el cuello a los enviados y hace que sus soldados disparen un cañón, cayendo los indígenas desmayados.

Una vez recuperados, les hace entrega de algunos objetos para que sean llevados al tlatoani tenochca (León- Portilla, 2018, pp. 27-36). El domingo de Pascua, los españoles ya se habían instalado en unos médanos de arena, hasta donde llegan dos gobernadores indígenas, conocidos como Téntlil y Pínotl, quienes un año antes ya habían tenido contacto con Juan de Grijalva; entregan algunos presentes a los europeos y en reciprocidad reciben algunos objetos para que sean enviados al señor de Tenochtitlan.

 

Raúl Barrera Rodríguez. Arqueólogo por la ENAH. Investigador de la Dirección de Salvamento Arqueológico del INAH. Responsable del Programa de Arqueología Urbana.

Barrera Rodríguez, Raúl, “¿Eran teúles los soldados españoles?”,  Arqueología Mexicana, núm. 158, pp. 68-75.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestra ediciones impresa o digital:

La sal en Mesoamérica. Versión impresa.

La sal en Mesoamérica. Versión digital.