• 19-sep-2021

Mayo, junio y julio de 1521

Eduardo Matos Moctezuma

Mayo

Preparativos para el ataque a Tenochtitlan y Tlatelolco.

22. Desde Texcoco, el ejército español se dirige a tomar posiciones. Una fracción bajo el mando de Alvarado se establecerá en Tacuba; otra, dirigida por Cristóbal de Olid, en Coyoacán, y una tercera, a cargo de Gonzalo de Sandoval, en Iztapalapa.

26. Cortés manda cortar el agua de los acueductos que surtían

a Tenochtitlan

30. Comienza el asedio final a Tenochtitlan y Tlatelolco, que duraría alrededor de 75 días

Junio-julio

La batalla final por Tenochtitlan y Tlatelolco se da con enfrentamientos prácticamente diarios. Los españoles fueron paulatinamente ganando terreno y causaron la muerte de miles de mexicas.

Tecuilhuitontli y huey tecuilhuitl

Cuando los españoles salieron de Tenochtitlan era la veintena de tecuilhuitontli, y en la siguiente, en huey tecuilhuitl, los mexicas hicieron una gran fiesta a todos sus dioses para agradecerles por haberlos librado de los enemigos. Sacaron todas las figuras de las deidades y las ataviaron con plumas de quetzal y máscaras de mosaicos de turquesa.

Poco tiempo después, durante la veintena de tepeilhuitl, cayó sobre la ciudad una epidemia de viruela. Los enfermos tenían el cuerpo lleno de viruelas, que no les permitían ni moverse; muchos murieron. Duró 60 días con gran fuerza y luego se fue dispersando hacia otras partes.

Hernán Cortés y sus hombres, tiempo después de recuperarse en Tlaxcala, iniciaron la conquista de México-Tenochtitlan. Se detuvieron en Texcoco y desde ahí planearon el ataque; se fueron por Cuauhtitlán hasta Tacuba, y allí se dividieron en varios grupos para rodear la ciudad: Pedro de Alvarado se fue por el camino de Tacuba a Tlatelolco y Hernán Cortés por el camino que va de Coyoacán a México. Se dieron las primeras batallas en Nonoalco y Acachinanco, y los mexicas resistieron muy bien los ataques.

Entonces, decidieron comenzar los ataques por agua. Cortés había mandado labrar 12 bergantines en Tlaxcala, que sus aliados indígenas transportaron hasta Texcoco en donde los armaron, y con ellos comenzaron los ataques en Acachinanco, cerca de Tenochtitlan; pusieron sus banderas, tocaron los tambores y atacaron a los mexicas que tenían sus casas en el agua. Por el lado de Tlatelolco también se inició la guerra en el agua, los tlatelolcas peleaban en sus canoas; los españoles reventaban los muros de las acequias con la artillería, abriéndose camino hasta Huitzilan, donde también derribaron la pared.

Imagen: Izquierda: El ejército español avanza de Cuauhtitlan a Tlacopan, para iniciar el sitio de Tenochtitlan. Códice Florentino, lib. XII, f. 54r. Derecha: Códice Florentino, lib. XII, f. 56r. Reprografías: marco Antonio Pacheco / Raíces.

 

Eduardo Matos Moctezuma. Maestro en ciencias antropológicas, especializado en arqueología. Fue director del Museo del Templo Mayor, INAH. Miembro de El Colegio Nacional. Profesor emérito del INAH.

Esta publicación puede ser citada completa o en partes, siempre y cuando se consigne la fuente de la forma siguiente:

Matos Moctezuma, Eduardo, “La visión de los vencidos: la conquista de México en el libro XII del Códice Florentino”, Arqueología Mexicana, edición especial, núm. 93, pp. 50-51.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestras ediciones impresa o digital:

La conquista de México. Versión impresa.

La conquista de México. Versión digital.