• viernes, 16 de noviembre de 2018

Museos de la ruta olmeca

Ann Cyphers

 

Un paseo por los museos de la ruta olmeca puede iniciarse en el Museo Nacional de Antropología de la Ciudad de México, seguido por el Museo de Antropología de Xalapa, donde se exhiben piezas procedentes de zonas arqueológicas como San Lorenzo, Laguna de los Cerros, La Venta y Tres Zapotes, entre otras. Luego hay que detenerse en el Museo de la Ciudad de Veracruz para apreciar esculturas adicionales de Laguna de los Cerros. En la ciudad de Santiago Tuxtla se exhibe la cabeza colosal de Cobata en la plaza principal y en el Museo Tuxteco artefactos selectos de El Manatí. Enseguida el camino nos lleva al municipio de Texistepec, cuyo Museo Comunitario de Tenochtitlán ofrece una excelente muestra de obras de San Lorenzo y sus centros satélites Loma del Zapote y Tenochtitlán. Otras colecciones menores se encuentran en el Museo Comunitario de Potrero Nuevo, en el mismo municipio, y en el poblado de San Isidro, en el municipio de Sayula, que custodia obras interesantes de Estero Rabón. La ruta continúa en el estado de Tabasco para visitar el museo de sitio de La Venta, el Parque-Museo La Venta y el Museo Regional de Antropología Carlos Pellicer en Villahermosa. En todos esos lugares se pueden apreciar y estudiar las obras maestras de la primera civilización de Mesoamérica, recuperadas en el curso de una larga historia de investigaciones arqueológicas.

La escultura olmeca es un gran atractivo que cada año cautiva a miles de turistas nacionales e internacionales de todas las edades. Entre las esculturas de mayor tamaño, las cabezas colosales siempre han llamado la atención de los visitantes, seguidas por los tronos, figuras humanas, zoomorfas y de transformación y esculturas múltiples, así como artefactos portátiles. Sin duda, la muestra más grande de escultura se encuentra en el Museo de Antropología de Xalapa, que además alberga otras piezas olmecas extraordinarias: objetos de cerámica y piedra verde y las esculturas conocidas como los señores de las Limas y San Martín Pajapan, y el Príncipe de Sayula.

El mayor número de cabezas colosales procedentes de San Lorenzo se exhibe en el Museo de Antropología de Xalapa, Veracruz, donde se pueden apreciar siete extraordinarios ejemplares. Dos magníficas cabezas se exhiben en la Sala del Golfo en el Museo Nacional de Antropología. Una sola hermosa cabeza colosal de esa gran capital, la décima y última en descubrirse, permanece en la región olmeca: en el Museo Comunitario del incansable pueblo de Tenochtitlán. Tres cabezas colosales de La Venta se encuentran en el Parque-Museo La Venta y una en el Museo Regional de Antropología Carlos Pellicer, en Villahermosa, Tabasco, y las dos de Tres Zapotes se exhiben en el museo comunitario de la localidad y en el Museo Tuxteco, respectivamente.

Los tronos, antes llamados “altares”, pueden ser observados y estudiados en varios museos: el trono tipo mesa de mayor tamaño del mundo olmeca que se halló en San Lorenzo ahora se encuentra en el Museo de Antropología de Xalapa, junto con el trono más pequeño, procedente del centro satélite de Laguna de los Cerros, y el espléndido trono de tamaño mediano con enanos atlantes del centro secundario de

Loma del Zapote. El Museo Comunitario de Tenochtitlán también alberga un gran trono en proceso de reciclaje y un pequeño trono mutilado, con enanos. Siete extraordinarios tronos de La Venta se encuentran en el Parque-Museo La Venta.

Muchas esculturas múltiples,
figuras antropomorfas y representaciones
zoomorfas de tamaño mediano que provienen de San Lorenzo se exhiben en Museo Comunitario de Tenochtitlán; no obstante, el Museo de Antropología de Xalapa también cuenta con piezas como los extraordinarios “gemelos”, la enorme figura masculina sedente de Cuatotolapan y la única figura humana con postura erguida del corpus olmeca que proviene de Laguna de los Cerros, entre otras. En esos museos destacan las representaciones naturales y sobrenaturales en escultura de tamaño mediano y las figuras zoomorfas. Una roca de forma ovoide con el bajorrelieve de un guerrero se ubica en el patio del Museo Comunitario de Tenochtitlán. El visitante aventurado que continúa el camino rústico al poblado de Potrero Nuevo encontrará su recompensa por que podrá conocer la hermosa figura elegantemente ataviada que se encuentra en el pequeño museo de la comunidad. Las figuras humanas y sobrenaturales de La Venta se exhiben en los museos del estado de Tabasco y en el Museo Nacional de Antropología.

Las imponentes estelas de La Venta que están talladas en bajo y altorrelieve en roca volcánica se encuentran en exposición solamente en el Parque-Museo La Venta. Por otro lado, las estelas labradas en roca metamórfica se muestran en el museo de sitio de La Venta, el cual, además de las esculturas, cuenta con una exposición general sobre la vida de esa capital olmeca en Tabasco.

Los visitantes de tales museos tendrán la oportunidad de conocer aspectos interesantes de la arqueología olmeca. Observarán una variedad de formas y tamaños de escultura en varios estados de conservación, algunas completas y otras mutiladas o fracturadas; todas son de gran importancia porque reflejan el antiguo pensamiento y actividades ceremoniales y cotidianas del pueblo olmeca.

 

Ann Cyphers. Doctora en historia por la UNAM. Investigadora en el Instituto de Investigaciones Antropológicas, UNAM. Especialista en el periodo Preclásico (Formativo) y, en particular, en la civilización olmeca.

 

Cyphers, Ann, “Museos de la ruta olmeca”, Arqueología Mexicana núm. 150, pp. 64-67.

 

Texto completo en la edición impresa. Si desea adquirir un ejemplar:

http://raices.com.mx/tienda/revistas-los-olmecas-de-san-lorenzo-veracruz-AM150